Trucos para que el cordero al horno quede perfecto

Trucos para que el cordero al horno quede perfecto

El cordero asado es uno de los platos más conocidos y mejor valorados de nuestro país. Es perfecto para cualquier ocasión, además de ser un plato tradicional para navidad. En este artículo te vamos a contar todos los trucos y consejos que necesitas saber para hacer el cordero perfecto.

Todas las recetas tienen sus trucos y esta no iba a ser menos, después de leer seguro que te queda mucho más claro como poder hacer el mejor plato posible para tu familia o para tus amigos.

Los mejores consejos para el cordero al horno perfecto

La mejor forma de cocinar el cordero es asado, pero no es tan sencillo, hay ciertos ingredientes que hay que ponerle antes y algunos trucos que seguro que te van a venir muy bien para tus próximas reuniones.

Corte: el primer paso importante empieza al comprarlo. Es indispensable que le pidas al carnicero que te corte el cordero en dos a lo largo. Este corte hará que pueda entrarte en el horno, pero también que no pierda ningún jugo y que quede muy tierno.

Horno: es importante que antes de meter el cordero al horno ya esté bien caliente. La temperatura a la que tiene que cocinarse es a 180º, así que fíjate bien para que se cocine perfectamente.

Preparación: hay muchas variantes diferentes, tienes que decidir qué quieres ponerle antes de meterlo al horno. La preparación más tradicional solo lleva agua y sal, pero si quieres darle un toque diferente puedes optar por añadirle un poco de ajo, manteca y vinagre, estos ingredientes le darán unos sabores muy interesantes.

Todos los trucos de cocina que necesitas

Hay muchas maneras de preparar un cordero, pero seguro que unos trucos para tu receta te van a venir genial. Aquí vamos a enseñarte algunos de los que conocemos.

Bañarlo: es importante que cada 20 minutos abras el horno y con una cuchara le eches al cordero por encima el jugo que va soltando. Esto hará que al final quede muy tierno y que además se cocine solo con sus propios jugos.

La piel hacia abajo: así se empieza a asar el cordero, es importante que cuando lo metas en tu horno la piel del cordero se encuentre contra la bandeja. Ya que es indispensable para que todos los pasos del asado salgan bien.

Vuelta: cuando ya solo queden 20 minutos de cocción tendrás que darle la vuelta a tu cordero asado para que quede con la piel hacia la parte de arriba. A partir de ahí, no vuelvas a abrir el horno para mojarlo, ya que así conseguirás que la piel quede rica y crujiente.

Un plato para cualquier ocasión

Con estos trucos que te hemos enseñado seguro que tu receta quede perfecta. Además, ten en cuenta que te sirve para cualquier ocasión. Una comida con amigos, un evento familiar y hasta simplemente para una comida de domingo.

Tus invitados se quedarán encantados de que les hayas cocinado este cordero asado tradicional que tanto gusta en todo el panorama nacional.