Helados veganos para hacer en casa: ¿por qué no?

helados veganos para hacer en casa

Que el verano es un momento del año que sabe a helados es algo que no tenemos que explicarte. Sin embargo, hay a quienes no les sientan bien, o no quieren tomarlos por llevar productos lácteos. Si estás en esta situación o quieres probar algo nuevo, en masymas supermercados tenemos lo que buscas: helados veganos. Los puedes hacer en tu casa con productos naturales y sí: están deliciosos. ¡Te enseñamos cómo hacerlos!

Las ventajas de los helados veganos

Lo primero que tenemos que decirte es que estos helados son para todo el mundo. ¡No tienes que ser vegano para disfrutarlos! Con la comida hay que romper estereotipos y clasificaciones y, simplemente, disfrutar de ella. Más aún cuando se trata de algo tan delicioso como los helados. Estos preparados son capaces de refrescar hasta el día más tórrido con una gran variedad de sabores y texturas, y qué hay mejor y más sano que hacerlos en casa y con productos frescos.

Estos dos objetivos te resultarán muy sencillos si te decides por los helados veganos caseros. En primer lugar, porque controlarás los ingredientes que usas y sus cantidades. En segundo, porque solo emplearás vegetales y otros alimentos saludables. Pero hay un tercer motivo: evitarás las intolerancias lácteas que impiden a muchos disfrutar de los helados. Es más, aunque no tengas este problema, el helado convencional puede ser un producto pesado para los estómagos de algunos. ¡Hazlo más ligero con nuestros consejos!

Helado de chocolate y almendra

Almendras y chocolate forman una combinación que lleva generaciones triunfando en las heladerías de todo el mundo. ¡Por algo será! Así que te lo vamos a presentar como primer helado vegano de nuestra lista.

Además, es muy fácil de elaborar y resulta delicioso. Lo primero que debes hacer es encontrar los ingredientes: necesitas un yogur de soja, 30 gramos de chocolate puro, una cucharada de crema de almendras y otra de trocitos de este fruto seco.

helados veganos saludables

Solo tienes que unir todos los ingredientes y batirlos; obtendrás una mezcla muy cremosa que se convertirá en tu helado tras unas tres horas en el congelador. Para un resultado más cremoso, sácalo cada hora y remuévelo con fuerza; asi evitarás los cristales de hielo.

A la hora de presentarlo, puedes ponerlo en vasitos con un topping de almendras. Sin duda este helado encantará a tus invitados, y se sorprenderán cuando sepan que no lleva ningún aditivo.

Aguacate y lima para tu helado

Si el de almendras y chocolate era un clásico, el helado que te presentamos aquí es más rompedor. Combinar el aguacate con la lima es algo que puede volver loco a cualquier paladar, y seguro que si lo preparas no dejará indiferente a nadie en casa.

helados

Los ingredientes que necesitas son muy sanos y fáciles de encontrar. Con dos aguacates bien maduros, dos plátanos y varias limas tienes suficiente. El primer paso consiste en trocear los aguacates y los plátanos para introducirlos en el congelador por 3 horas. Pasado este tiempo, sácalos y añade el zumo de varias limas.

Ahora tendrás que batir la mezcla hasta que tome una consistencia adecuada. Ya solo te queda devolver la mezcla al congelador durante otras 3 horas. Y no olvides elegir bien los moldes para que la presentación esté a la altura del sabor de tus helados.

Mantequilla de cacahuete, un helado diferente

Puede que esta sea una receta más compleja que las anteriores, pero no te alarmes. Para hacerla necesitarás 400 ml de leche de coco, 60 gramos de mantequilla de cacahuete, 30 gramos de frutos secos y otros 30 de azúcar moreno. Si quieres, puedes añadir extracto de vainilla para darle un toque diferente.

helados saludables

La noche anterior deberás poner los frutos secos en remojo para que estén blandos. Después, basta con que metas todos los ingredientes en la batidora y les des la consistencia adecuada. Para terminar, la mezcla debe estar en el congelador unas 3 horas. De nuevo, tras la primera hora en el congelador remueve la mezcla para que no se formen cristales.

Helado de galletas

Volvemos a otro de esos helados que nos han marcado de pequeños y que siguen fascinando a todos. El helado de galletas siempre ha sido uno de los más populares y, sí, tiene una versión vegana. El truco está en buscar galletas que no incluyan ningún ingrediente de origen animal. Existen muchas, por lo que no te va a costar demasiado dar con unas que se ajusten a tu paladar.

La elaboración también es sencilla. Tienes que trocear 100 gramos de galletas y colocarlas en un vaso con leche vegetal para que se ablanden. Luego añade 100 ml de nata de soja o de almendra, esencia de vainilla y sirope de agave para endulzar. Bátelo todo para crear una crema muy suave. Por último, ponla en moldes y espera tres horas mientras se congela.

Frutos del bosque para un helado especial

Solo hay una cosa que supere lo saludables que son los frutos rojos: su sabor. Y, si los presentas en un helado, ya serán irresistibles. Necesitarás unos tres vasos de estos frutos, sin importar que sean arándanos, moras o cualquier otro. Añade un aguacate bien maduro y sirope de agave a tu gusto. Lo único que tienes que hacer es meterlo todo en la batidora y luego en el congelador durante algunas horas.

helados veganos

Como has visto, los helados veganos pueden ser la estrella de este verano. ¡y de todos los demás! El secreto está en la calidad de sus ingredientes y en su espectacular sabor a uno de los postres más valorados por todos. Disfrútalos.