Tipos de chocolate y beneficios, ¡endulcemos la vida!

Tipos de chocolate y beneficios, ¡endulcemos la vida!

Los distintos tipos de chocolate no dejan de ser la confirmación de que cada vez nos gusta más darnos un capricho. La enorme variedad existente convierte el comprar chocolate en una labor algo complicada, ya que siempre querrás probar uno nuevo para sorprender a tu paladar. A continuación te describimos los tipos más frecuentes y repasamos los beneficios de incorporar a la dieta este saludable alimento.

Los tipos de chocolate preferidos por el público

Un pequeño repaso a las múltiples clases de chocolate en barra o tableta que puedes encontrar en tu supermercado de confianza te ayudará a descubrir algunas opciones que no te resistirás a probar cuanto antes. Son, sin duda, las más buscadas por el público general en cualquier superficie.

Chocolate negro

chocolate negro

Es de una calidad excelente y posiblemente el favorito de los que adoran un sabor intenso y sin aditivos. Para que sea chocolate negro debe contener, como mínimo, un 43 % de cacao y un 26 % de manteca de estas semillas. Por lo general, estos porcentajes se superan y hay opciones con hasta un 85 % de cacao. Están disponibles con y sin azúcar por lo que si te gusta el chocolate de verdad, este es el que estás buscando.

Chocolate con leche

chocolate con leche

Por lo general, una tableta de chocolate con leche contiene un mínimo del 25 % de cacao y un 14 % de extracto de leche. La adición de leche suaviza su sabor, lo que lo ha convertido en el más consumido. Resulta indispensable escoger uno de alta calidad que te asegure que su textura y la proporción de sus ingredientes es las más adecuada.

Chocolate blanco

Se compone de un 20 % de manteca de cacao, un 14 % de extracto seco de leche y un 4 % de materia grasa. En no pocas ocasiones, se afirma que este producto no es un chocolate debido a la ausencia de semillas de cacao en su composición. Debemos aclararte que la legislación vigente sí lo considera chocolate, por lo que las dudas quedan así totalmente resueltas.

Chocolate con frutos secos o ingredientes diversos

chocolate con frutos secos

Su base puede ser de chocolate negro o de chocolate con leche. Se le añade un máximo de un 40 % de frutos secos como las almendras, las pasas, las avellanas o los cacahuetes entre otros. En ocasiones se usan también frutas desecadas, trozos de galleta o productos que aportan un toque crujiente al resultado final. ¡Escoge tu chocolate con frutos secos favorito y disfruta!

Chocolate relleno

chocolate relleno

Es un clásico que te permite degustar diversos sabores a la vez. También puede escogerse entre chocolate negro o con leche. Por lo general, el relleno es a base de crema de frutas o de otros sabores más intensos, como la menta. Las combinaciones son tan variadas como deliciosas, por lo que solo tendrás que tomar una decisión antes de escoger el que más te guste.

Chocolate de cobertura

Contiene un 31 % de manteca de cacao. Se utiliza para fundir y para cubrir los postres. También es recomendable, si te gustan los sabores fuertes, utilizarlo para prepararte un chocolate a la taza. Aviso importante: puede ser adictivo, por lo que tendrás que resistirte a probarlo o te convertirás en uno más de sus millones de seguidores.

Chocolate Ruby

Es una de las grandes novedades del sector y ha provocado desafortunados comentarios que lo califican como chocolate blanco con colorante. Debes saber que la industria prohibe el uso de colorante en la fabricación de chocolate, por lo que la antedicha acusación es totalmente falsa. El color rosado procede de las habas de cacao a las que no se les deja fermentar.

La normativa lo ha calificado como chocolate de cobertura, por lo que es habitual su presencia en chocolatinas o galletas. Su composición es similar a la del chocolate con leche y su sabor tendrás que descubrirlo personalmente la próxima vez que vayas al supermercado.

Los beneficios del chocolate

Si te gusta el chocolate, no dudes en comerlo con moderación para disfrutar de los beneficios que ahora te exponemos.

Mejora la salud cardiovascular

El chocolate negro ayuda a equilibrar la tensión arterial, baja el nivel de colesterol y reduce la posibilidad de contraer enfermedades cardiovasculares gracias a su alto contenido en flavonoides. Esta sustancia es esencial para lograr limpiar las arterias con mayor facilidad. Y todo lo anterior mientras degustas un sabor tan agradable como saludable. ¿Se puede pedir más?

Ayuda a adelgazar

¿Te sorprende? Seguro que te has enfrentado a algún que otro nutricionista que te ha prohibido el chocolate, pero se equivocaba. Una onza al día ayuda a eliminar la grasa abdominal de forma progresiva. A los seis meses, siempre que sigas una dieta saludable, podrías llegar a perder algún kilogramo de más.

Previene la aparición de la diabetes

Los estudios médicos al respecto confirman que los flavonoides estimulan la creación de la insulina. El chocolate negro se convierte así, según una serie de investigaciones que tendrán que seguir profundizando en el tema, en una forma adecuada de evitar la diabetes tipo 2.

Relaja el cerebro

Aumenta la concentración y consigue eliminar el estrés y la ansiedad gracias a sus triptófanos naturales.

Protege la piel

Su consumo habitual ayuda a que la piel sea mucho más resistente ante los rayos del sol evitando su enrojecimiento prematuro.

Date un capricho

Como habrás podido comprobar, los distintos tipos de chocolate y sus beneficios lo convierten en un alimento que no debe faltar nunca en tu despensa. De ti depende ir ahora mismo a comprar tu favorito e incluso animarte a probar algunas variantes que seguro que te sorprenderán.