Alimentos tóxicos para los perros que no deberías darles

Alimentos tóxicos para los perros que no deberías darles

Tener una mascota es mucho más que sacarla a pasear y jugar con ella. Tienes que saber que hay una serie de alimentos tóxicos para perros que, a pesar de ser sanos para nuestro organismo, pueden ser notablemente perjudiciales para ellos.

¿Sabes qué alimentos cotidianos pueden dañar la salud de tu mascota?

El chocolate

Aunque a nosotros nos encanta, el cacao contiene una sustancia estimulante llamada teobromina, muy semejante a la cafeina, que en los perros provoca diarrea, temblores y nerviosismo. Estos síntomas se agravan si el animal es de raza pequeña, ya que su capacidad de ingerir esta sustancia es menor. Si el animal ha comido alimentos que contienen cacao y empieza a mostrar síntomas, es necesario someterlo a un tratamiento de desintoxicación.

Cebolla y ajo

Una ingesta prolongada en el tiempo de estos vegetales puede causar anemia hemolítica. Esta enfermedad (la destrucción de las células rojas que circulan por la sangre) se produce a causa del tiosulfato, unas sales necesarias en nuestro organismo pero que en los perros produce gastroenteritis, letargo, dificultades respiratorias, vómitos y malestar generalizado.

El ajo, aunque no tan perjudicial, también hará que tu mascota sufra de deshidratación y diarrea.

Lácteos

Cuando un perro deja de amamantarse, su organismo ya no crea la enzima lactasa, aquella que ayuda a digerir y asimilar la lactosa, por lo que la ingesta de estos productos, y sus derivados, afectan gravemente a su sistema gastrointestinal. No obstante, sí pueden consumir yogures naturales, que no contienen este tipo de azúcar y que, además, les proporcionan calcio y magnesio.

Café

Este no es el mejor alimento para perros, pues contiene una sustancia llamada metilxantina. Este compuesto se utiliza también en algunos refrescos, y puede alterar notablemente el sistema nervioso del animal. Entre los síntomas más habituales están la taquicardia, las convulsiones y los temblores.

Huesos

Ya sabemos que a los perros les encantan. Son divertidos y sabrosos, pero no hay que olvidar que producen desgaste dental y pueden ocasionar heridas en la boca y úlceras. Además, los perros no terminan de trocear correctamente el hueso, ya que acostumbran a engullirlo, y las astillas pueden dañarle el estómago, impidiéndole digerir y defecar correctamente.

Frutas

Algunas como las manzanas, las ciruelas, los caquis, los melocotones, los albaricoques y las uvas son perjudiciales. La principal razón es que los perros no toleran la fructosa al igual que lo hace nuestro organismo. Además, el hueso de este tipo de frutas contiene unas semillas en cuyo interior hay pequeñas cantidades de cianuro que no pueden asimilar.

Alcohol

El sistema respiratorio y nervioso de los canes es distinto al de los humanos. Por eso, dar a un perro alcohol o alimentos que lo contienen puede ocasionar una severa intoxicación por etanol, provocando convulsiones, diarrea e incluso bajar su presión arterial.

Azúcar

Si bien es cierto que el azúcar es necesaria para el organismo, un perro no puede ingerir grandes cantidades de este compuesto. Los principales problemas que puedes evitar son la obesidad y la diabetes.Ten en cuenta que sin un perro padece de diabetes y come azúcar o cualquier alimento endulzado, puede quedarse ciego.

Comida para gatos

Es muy frecuente, y más si ambos animales conviven, dar al perro comida de gato. La comida de los felinos está ideada para complementar su dieta, pero las necesidades de los perros son muy diferentes. Entre otras cuestiones, la comida de gatos contiene grasas y proteínas que no son apropiadas para el sistema digestivo del perro.

Estos consejos sobre los alimentos tóxicos para los perros te ayudarán a cuidar de él y a asegurarte de que tenga buena salud. Porque un perro sano es un perro más feliz, y el cariño hacia las mascotastambién se demuestra asegurándonos de que come correctamente.