Trucos para organizar habitaciones de niños

Trucos para organizar habitaciones de niños

Conseguir organizar las habitaciones de los niños y que el orden dure algún tiempo es misión casi imposible. Cuando juegan, los pequeños tienden a sacar y esparcir por todo el espacio disponible sus juguetes. Y lo mismo ocurre con el material escolar, la ropa, los cuentos y el resto de sus pertenencias.

Pero, si contamos con soluciones de almacenaje a su medida, será más fácil que estén dispuestos a recoger todo el desorden una vez finalizado el juego. Y, por supuesto, deben entender que existe un lugar determinado para cada cosa y adquirir el hábito de reorganizar su espacio.

Cómo ordenar juguetes: soluciones pensadas para el niño

Para que tu hijo vaya adquiriendo el hábito del orden en casa es fundamental que los sistemas organizativos estén a su alcance. Si se pilla un dedo con un cajón y se hace daño, la próxima vez no querrá colocar sus calcetines. Y si las cajas se le caen una vez apiladas, desistirá de volver a organizarlas.

Por eso, sobre todo si los niños son pequeños, debemos evitar en su habitación puertas y cajones y sustituirlos por cortinas y cestos. Y, por supuesto, colocarlos a la altura adecuada para que puedan acceder sin la ayuda de un adulto.

Colocar las cosas debe ser fácil

Para que todo vuelva a su sitio en el menor tiempo posible debemos facilitarle la ordenación de sus cosas. No es práctico que, para guardar un juguete, tenga que colocarlo en su caja y esta en una estantería debajo de otras dos. Es mejor que lo recoja en cajas de plástico apilables, en cestos o en cajones transparentes que pueda manejar fácilmente.

Agrupar por categorías

La forma más sencilla e intuitiva de guardar los juguetes es agruparlos por categorías. Construcciones a un lado, cuentos a otro, muñecos, juegos de mesa, así es más fácil encontrar un juguete determinado cuando se busca. Si hay muchos elementos de una misma categoría, por ejemplo coches, animales, muñecos… se pueden colocar en distribuidores dentro de la estantería correspondiente, para localizar cada uno cuando se necesite.

Etiquetas en los contenedores

Dependiendo de la edad del niño las etiquetas podrán ser legibles o tendrás que etiquetar con dibujos y pegatinas. Lo importante es que sea reconocible qué cosa se guarda en cada sitio. Además, puede ser divertido, a la hora de recoger, encontrar las cajas con la etiqueta correspondiente.

Lo más utilizado debe estar más abajo

A la hora de distribuir los elementos de almacenaje deja en el suelo, o a poca altura, los más utilizados por los niños. En los estantes más altos coloca los juguetes que menos se utilizan o los que necesitan de la ayuda de un adulto. Así será más fácil para ellos volver a colocar sus cosas sin necesidad de recurrir a escaleras o a papá y a mamá.

Existen infinidad de recursos para ayudarte a organizar las habitaciones de los niños. Estanterías, cajoneras, redes, percheros, cubos, arcones. Todo puede servir cuando se trata de ordenar los juguetes. Con la ayuda de estos elementos y mucha paciencia, conseguirás que a tus hijos les guste mantener el orden en su espacio.