Día de la gente del mar

Día de la gente del mar

La Organización Marítima Internacional organiza cada 25 de junio el Día de la gente del mar. La jornada busca ensalzar la contribución de los millones de marinos del mundo a nuestro bienestar. Y desde Supermercados masymas queremos unirnos al agradecimiento. Por eso, destacamos la gran labor de los marineros y cofradías de Asturias durante la pandemia.

Estos profesionales nos han asegurado el pescado fresco, para que llegue cada día a tu hogar. Así que, para homenajearles como merecen, vamos a repasar los pueblos costeros asturianos más representativos y sus especialidades culinarias. Estos son los lugares que no te debes perder y lo que debes pedir para comer cuando viajes a Asturias.

1. Cudillero

Te invitamos a descubrir sus buchos o callos de merluza cocinados a fuego lento. Son saludables e ideales para fomentar tu descanso. No en vano, el pescado mejora la calidad del sueño. Además, en este caso el plato va acompañado por un pisto de verduras. En ocasiones, se le añade un toque picante. En Cudillero también es típico el curadillo. Hablamos de cualquier variedad de pescado que se deja secar al aire, sin salazones ni aderezos. En este villa marinera suelen utilizar gata, lijas, toucas y glayos, y comer el guisado con patatas fritas. Deliciosos.

Día de la gente del mar Cudillero

2. Tazones

En esta zona resulta muy habitual ver el secado del rape o pixín en las terrazas de los restaurantes; se coloca el pescado en estacas de madera hasta que los sabores maduren. Te lo pueden servir con arroz, con setas, rebozado con un poco de tinta de calamar, a la sidra… Debes saber que se trata de un pescado muy típico en la cocina asturiana, y por este motivo también podrás degustarlo, de otros modos, en diferentes lugares. Tampoco debes perderte durante tu estancia en Tazones la merluza en cazuela o rebozada, y la paella con bugre a la plancha.

Día de la gente del mar Tazones

3. Ribadesella

La cocina marinera levanta pasiones en una de las villas más conocidas de Asturias. El congrio con guisantes es una de las preparaciones más degustadas. No nos olvidamos del rollo de bonito, que se sirve especialmente durante las fiestas de la localidad. El refrito de tomate a la sidra resultará ser su compañero ideal. Asimismo, te aconsejamos probar el xáragu o sargo, un pez de roca que abunda en el litoral riosellano. Guisado con patatas y guindilla o al horno con verduras; te aseguramos que te sorprenderá.

4. Llanes

¿Y cómo vas a regresar de Asturias sin comer un buen cachopo? El típico, con filetes de ternera, jamón serrano y queso, te encandilará. Eso sí, no lo hará menos el cachopo de pixín o rape. No lo olvidarás si lo pruebas con los quesos propios del concejo (el de Vidiago o el ahumado de Pría). Tómalo después de un aperitivo protagonizado por unas anchoas llaniscas y unas aceitunas. Aunque, por otra parte, si algo caracteriza a Llanes es su marisco: los centollos y las andaricas o nécoras son dos de los más aclamados en la zona.

5. Lastres

Y si el cachopo es uno de los platos típicos asturianos, ¿qué me dices de la fabada? Las contundentes alubias o fabines con mejillones a la sidra típicas de Lastres te maravillarán. Se trata de un plato que reúne numerosos alimentos propios de la zona, una receta que ha pasado de generación en generación sin perder su carisma. Añade a la lista el pastel de cabracho o los buñuelos de bacalao. Y también la merluza con centollo y la ensalada cítrica con salmón marinado. Los sabores tradicionales se funden en todas estas especialidades.

Día de la gente del mar Lastres

6. Puerto de Vega

El pulpo es una de las delicias del mar más aclamadas. Resulta ideal para montarte una auténtica cena de cine en casa. Y si lo haces como lo preparan en Puerto de Vega, cautivarás a todos tus comensales. El pulpo a la sidra y el carpaccio de pulpo son dos de sus especialidades. Y es que en este atractivo pueblecito costero de pulpo saben un rato. De hecho, cuentan con la ecoetiqueta azul de la organización internacional Marine Stewardship Council, que distingue la pesca artesanal.

7. Tapia de Casariego

Revueltos de oricios con gambas, merluza en salsaensalada templada de langostinos y fabes con almejas. Tu paladar viajará a las profundidades del Mar Cantábrico con estos sabores típicos de Tapia de Casariego.

En este pueblo, con orígenes balleneros, los turistas se sienten atraídos también por las suculentas parrilladas de lubina, salmonetes, besugos… Es habitual tomarlas en su encantador barrio marinero, hogar de los miembros de ese gremio que tantas alegrías nos da, mientras se escuchan las gaviotas de fondo. Como ves, en esta parte de la costa occidental asturiana se ensalza la gastronomía tradicional y autóctona.

8. Celorio

Las mencionadas fabes con almejas también destacan en este paraje pensado para vivir una aventura rural de ensueño. Pero en este enclave único son especialistas en preparar sardinas a la plancha. Tampoco se les da mal la marmitada de bonito del Cantábrico. De hecho, una de sus fiestas más arraigadas consiste en repartir raciones de este plato para miles de comensales. Los tambores y las gaitas acompañan a los presentes en la degustación. ¿Y sabes cómo se prepara el que es el guiso marinero por excelencia? Pues se elabora con cebolla, pimiento, tomate y patatas. Puedes añadirle también caldo de pescado y, así, potenciar el sabor.

Seguro que imaginar el sabor de la gastronomía asturiana te ha abierto el apetito, ¿verdad? No te preocupes: mientras te preparas para conocer el Principado, puedes intentar preparar en casa estas delicias. ¡Anímate!