Un yogur todos los días: ideas para combinarlo en una alimentación saludable

Un yogur es un alimento que además de ser muy socorrido en muchas comidas, tiene numerosos beneficios. Es una fuente de calcio fundamental, fortalece el sistema inmunológico y es ideal para platos tanto dulces como salados. ¿Qué más se puede pedir?

1. Es una gran fuente de calcio

El calcio es un mineral imprescindible para el cuerpo humano, tanto para el crecimiento de los huesos como para el mantenimiento de la densidad ósea. Además de ser beneficioso para nuestros huesos, ayuda a que los dientes se formen y se mantengan sanos. Si bien es cierto que el calcio está presente en muchos alimentos, este en concreto tiene proteínas que ayudan a la absorción.

Una merienda saludable

Utilizar alguno de los tipos de yogur existentes para hacer un bizcocho es una alternativa sana y deliciosa. Los más pequeños disfrutarán de una merienda saludable y de lo más sabrosa. No hay mejor manera de cuidar de los que queremos.

bizcocho con yogur

2. Ayuda al colesterol y refuerza las defensas

Los probióticos de este alimento son microorganismos vivos que nos protegen de las enfermedades. Con el consumo de este derivado de los lácteos estimularemos la producción de linfocitos, de células plasmáticas y de inmunoglobinas. Así, fortaleceremos la defensa de nuestro organismo, por lo que es un gran aliado contra infecciones víricas y catarros comunes.

Además, la Facultad de Medicina en la Universidad McGill, Canadá, ha realizado una investigación con respecto al colesterol. En ella se demuestra que dos productos probióticos diarios nos ayudarán a mantener el colesterol en niveles saludables.

Vasitos elaborados

Los vasitos elaborados pueden tener mil formas de prepararse según los gustos de cada persona. Tienen una textura muy agradable y siempre son bien recibidos en cualquier celebración. Al comprar yogur encontraremos que muchos llevan cereales o trozos de fruta, mezclas de diferentes texturas o mermelada al fondo. Siempre son mezclas deliciosas.

3. Es bueno para el intestino

Los yogures son probióticos, por lo que tienen la función de deshacerse de las sustancias nocivas que se acumulan en nuestros intestinos. Por tanto, eliminan toxinas y gérmenes que podrían acabar dañando otros órganos. Con este alimento nuestro sistema digestivo se mantendrá en buen funcionamiento y estará completamente sano.

Además, los yogures también son un gran aliado contra el estreñimiento. Los lactobacilos y los bifidobacilos de estos alimentos favorecen el tránsito intestinal. También, ayudan a que nuestra flora intestinal se mantenga equilibrada y ayuda a la excreción de heces fecales. Los yogures ayudan a nuestra salud en todos los sentidos.

Preparación de smoothies

La preparación de deliciosos smoothies es otra de las grandes opciones para disfrutar de los yogures. Además, es una receta ideal cuando se dispone de poco tiempo para hacer grandes preparaciones. Recomendamos añadirle frutos rojos; así combinaremos los beneficios del yogur con los antioxidantes y minerales esenciales de estos ricos alimentos.

4. Ayuda a bajar de peso

El alto contenido de calcio que tienen los yogures se vincula directamente con la pérdida de peso. Esto se debe a que se activa el metabolismo y evita que se almacenen grasas en nuestro cuerpo. Además, estos derivados de los lácteos son aperitivos muy bajos en calorías. De acuerdo con un estudio que se publicó en la Journal of Obesity, consumir yogures estando a dieta nos hace perder hasta un 22 % más de peso que haciendo solo dieta.

Elaboración de salsas

Los yogures son alimentos idóneos para elaborar salsas que den mucho sabor a las comidas sin un gran aporte calórico o de grasa. Su combinación con el aguacate y el aceite de oliva es deliciosa y saludable. Además, la salsa de yogur alegrará cualquier ensalada.

salsas con yogur

5. Previene el cáncer

El consumo de estos derivados lácteos disminuye el riesgo de padecer cáncer. Así lo ha especificado el National Institute of Cancer de Estados Unidos. Los probióticos de los yogures contribuyen a inhibir que se creen masas anormales de tejidos, lo que resulta en una actividad anticarcinogenética.

Consumir con chía

Cuando consumimos yogures, es recomendable añadir semillas de chía para una completa alimentación saludable. No requiere mucho tiempo, y estas semillas tienen un gran aporte de aminoácidos y de omega 3. Sus nutrientes son muy beneficiosos para mantener el peso y para la salud cardiovascular. Por ello, una de las recetas con yogur más recomendables es el pudin con chía.

6. Ayuda a la hipertensión

El calcio, el magnesio y el potasio de los yogures ayudan al cuerpo a excretar el sodio que sobra, lo cual está asociado a una presión alta. Aquellas personas que consumen yogures frecuentemente son hasta un 31 % menos propensos a tener hipertensión, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Tufts de Boston.

Helados de yogures

Otra de las recetas favoritas tanto para los pequeños como para los mayores es la de los helados de yogur. Son muy fáciles de hacer en casa con fruta, hielo y una batidora. Incluso cuando se dispone de menos tiempo, con la típica cuchara clavada y metiendo los yogures en el congelador, como hacíamos en nuestra infancia.

7. Mantiene saludable la piel y los dientes

Ya hemos podido ver que los yogures sin duda contribuyen a una alimentación saludable. Sin embargo, lo que pocos saben es que también es beneficiosa para la piel y para la salud bucodental. Además de prevenir las caries, el yogur también sirve para realizar cremas y mascarillas caseras que protegen el cuerpo. Este producto retiene la humedad de nuestra piel, la regenera y la exfolia gracias al ácido láctico.

En definitiva, el yogur es un indispensable en nuestras neveras, delicioso y divertido por un lado, y muy saludable por el otro. ¡Y desde unos precios inmejorables!