¿Conoces los tipos de leche vegetal que hay y los beneficios que tienen?

Tomar leche tiene innumerables beneficios para nuestra salud. No obstante, no todo el mundo puede consumir este alimento. Ya sea por temas de intolerancias o por implicaciones éticas, la leche vegetal se postula como la mejor alternativa para aquellos que quieren seguir disfrutando de esta bebida.

¿Qué es la leche vegetal?

Seguramente muchas personas no tengan claro en qué consiste exactamente este producto. Se trata de bebidas no lácteas que se elaboran con agua a partir de ingredientes de origen vegetal.

Lo cierto es que, en los últimos tiempos, con la creciente preocupación por la alimentación y el deseo de llevar un estilo de vida saludable, cada vez más personas se inclinan por consumir este tipo de bebida, en contraposición a los tipos de leche de origen animal.

Beneficios de la leche de origen vegetal

La leche vegetal se caracteriza por tener un alto contenido en vitamina B, fibra, proteínas, grasas beneficiosas para el corazón, sodio, potasio y estar libres de lactosa y colesterol. Está especialmente indicada para aquellas personas que sufren de digestiones lentas, presentan problemas de estreñimiento o padecen el síndrome del colon irritable. Además, al ser baja en grasas, es un alimento estupendo para cuidar nuestra línea.

Dudas sobre este alimento

Debemos tener en cuenta que leche de vaca y la vegetal no son lo mismo. Existe la creencia de que este tipo de bebidas, por proceder de vegetales, no contienen tantos nutrientes ni aportan tantos beneficios a nuestro organismo como lo podría hacer la clásica leche de vaca. Pero esto es totalmente falso.

La leche de origen vegetal posee múltiples ventajas para nuestra salud, como hemos visto en el apartado anterior. Algunas de ellas, complementarias a las que ofrecen las leches animales, por lo que si no tenemos ningún problema que nos lo impida, podemos, perfectamente, alternar entre ambas.

¿Cuál es la mejor?

Aunque el resultado final sea parecido (un líquido blanco), debido a los ingredientes usados para cada elaboración, las bebidas vegetales no son iguales entre sí. Por eso, es recomendable prestar atención a las diferencias entre unas y otras y elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades y gustos.

La composición es diferente a la de los lácteos de origen animal y aunque no sustituye a este alimento, puede ser una muy buena alternativa. La leche de soja, por su gran aporte de proteínas puede ser la que más se asemeje a la leche de vaca, si, además, optamos por aquellas enriquecidas con calcio y vitamina D el aporte nutricional es muy similar.

Las bebidas vegetales más populares y sus beneficios

En nuestro supermercado de confianza podemos encontrar una gran variedad de productos con los que saciar nuestra sed de leche. Puede que la más conocida sea la leche de soja, pero, desde luego, no es la única opción que existe. En general, pueden dividirse en tres grupos: las elaboradas con cereales, las fabricadas a partir de frutos secos y, por último, las de legumbres. A continuación, explicamos algunas de las opciones más populares.

Leche de soja

Procede de la legumbre que le da nombre por lo que su contenido en proteínas es elevado. Además, contiene isoflavonas que ayudan al equilibro hormonal en las mujeres.

Leche de arroz

La leche de arroz es la más ligera y digestiva. Se elabora a partir de arroz integral y es rica en componentes minerales como el magnesio, el hierro o el selenio, entre otros. Destaca, también, por su contenido en vitaminas D y B12, así como en ácidos grasos Omega 3 y 6.

Leche de almendras

La leche de almendras es una gran fuente de calcio. Además, esta bebida cuenta con hierro, magnesio y vitamina E, y también contribuye a controlar el nivel de colesterol en sangre. Su alto contenido en fibra es perfecto para combatir el estreñimiento. Además, al estar libre de gluten, como la mayoría de estos productos, puede ser consumida por celíacos.

Recetas para sacarle el máximo partido a estas bebidas

Este tipo de bebidas se pueden usar como sustituto de la leche convencional en todas las recetas. Tanto salsas como cremas o helados son susceptibles de ser elaboradas con leche de soja, almendra y arroz, entre otras.

Una buena idea, para fomentar el consumo de este alimento y de las verduras, es mezclar leche de soja con apio, un manojo de espinacas y una manzana en un energizante batido. Gracias a él recuperaremos todos los nutrientes después de una sesión de entrenamiento.

Si lo preferimos, podemos incluir este ingrediente en las recetas de nuestros postres favoritos como el arroz con leche. En este caso, cuando pongamos la leche al fuego, puede que no sea necesario agregar azúcar, ya que estas bebidas suelen ser bastante dulces, con lo cual estaremos también reduciendo el consumo de calorías.

No nos podemos olvidar de los smoothies. Podemos conseguir esa textura tan cremosa con nuestra bebida vegetal favorita y trozos de fruta debidamente cortados y congelados previamente. Tan solo es necesario triturar bien la mezcla y ¡listo!, en un par de minutos tendremos un estupendo tentempié con el que refrescarnos de forma saludable.

Debido a sus múltiples beneficios, la leche vegetal, en todas sus modalidades, se postula como uno de los alimentos en auge que nos ayuda a mantener la salud, la figura y a seguir disfrutando de un alimento indispensable en nuestra vida diaria.