Trucos para ahorrar en la cuesta de enero

Ya lo reza el dicho popular: «siempre se vio en febrero lo contrario que en enero». Y así, como cada año, es como sucede. El primer mes del año, ese enemigo del que todos tratamos de huir cuando terminan las fiestas navideñas, se asoma. Debemos ser previsores para tratar de ahorrar durante el resto del año. Por ello, en este artículo queremos ayudar a la planificación de los gastos y ahorrar en la cuesta de enero.

Ahorrar en la cuesta de enero

Ahorrar en enero se ha convertido en un objetivo para muchas personas. Es cierto, el mes es difícil para el consumo, pero hay tres claves que serán de mucha ayuda. Solo hay que analizarlas para ver si se adecuan a la situación personal de cada uno.

Priorizar es la llave para ahorrar en enero

Priorizar es una clave para lograr un ahorro objetivo. Para ello, es importante que establezcamos los objetivos económicos que deseemos. Esto nos puede servir como base para un plan de vida futura. Priorizar consiste en tener conciencia de los ingresos y los gastos, además de llevar un registro puntual para evitar fugas. Esto nos permitirá establecer prioridades durante el mes y el año para no descapitalizarnos.

Ahorrar con anticipación a enero es una forma de limitar el impacto negativo de este mes y sus respectivos imprevistos. La cantidad que se sugiere guardar se correspondería con los gastos necesarios para sobrevivir durante tres meses.

Objetivo a la vista. Trucos para ahorrar

Una clave para enfrentarse a la cuesta de enero es el ahorro preventivo. Guardar algún porcentaje de sueldo durante los tres últimos meses del año es aconsejable. Hacer lo propio con la paga extraordinaria de Navidad o de otros momentos del año son dos ejemplos de ahorro. Se puede pedir un préstamo, pero hay que programarse para pagarlo lo antes posible (no más de 8 meses). Para pedirlo solo hay que buscar la entidad financiera que ofrezca las mejores condiciones. Buscar la tasa ideal y definir la prioridad para ejercerlo.

trucos para ahorrar en la cuesta de enero

Invertir es la salvaguarda

Una manera preventiva de superar la cuesta de enero es invertir. Esto se logra confiando en algunas instituciones que pueden otorgar buenos resultados para una inversión. El riesgo puede ser bajo, moderado o alto según algunos factores, como los instrumentos de inversión.

Consejos para ahorrar

Pueden darse muchos consejos acerca de qué hacer para que las finanzas se mantengan sanas y poder afrontar mejor el mes de enero. En este artículo seleccionamos varios trucos para ahorrar que esperamos sean de utilidad. Solo hay que adaptarlos a la realidad económica de cada uno y ser estrictos para lograr los objetivos.

Sin un plan previo no hay gasto

En enero, para levantar las ventas, muchos negocios apuestan por promociones muy atractivas. Ante eso, ten cabeza y organízate antes. No compres nada innecesario. Eso vale también para diciembre, una época de mucho dispendio. Haz tu plan de gastos y sé estricto.

consejos para ahorrar en la cuesta de enero

Conocer las posibilidades económicas y ser objetivos es un reto

Conocer nuestra capacidad de endeudamiento es importante, especialmente si se utilizan tarjetas bancarias. No hay que endeudarse más de un 30 % del ingreso mensual. Y puede estar de más decirlo, pero hay que tener cuidado con las ofertas a meses sin intereses. Puede ser muy bueno en enero, pero podría arrastrarse la situación durante todo el año.

Un mes para terminar con las deudas, no para acumular más

Terminar el año o empezarlo sin deudas es importante de cara al devenir del nuevo. Así lo aconsejan los especialistas financieros. Si se reciben pagas extraordinarias en diciembre, se puede destinar una parte a cubrir esos compromisos.

Planificar y controlar el gasto

Una clave para la planificación y el control de los gastos está en la prevención. Ya hemos hablado de la importancia de priorizar, ahorrar e invertir. También acerca de algunos consejos sobre qué hacer para mejorar la salud financiera durante la cuesta de enero. Pues bien, la clave en la planificación y el control reside, en buena medida, en la prevención. Y una cultura de prevención económica comienza por adelantarse a las temporadas cruciales y los gastos derivados.

cómo ahorrar en la cuesta de enero

Adelantarnos a la temporada de compras navideñas implica lograr disponibilidad de más productos y mejores precios. Esto aplica también para festejos próximos a esa temida cuesta de enero, como cumpleaños o incluso vacaciones.

Gastos después de las fiestas navideñas

El principal problema de la cuesta de enero se llama Navidad y todos los gastos que conlleva. Por eso, aquí traemos algunos consejos para recuperarnos de los gastos fuertes de esta época.

ahorrar en la cuesta de enero

Revisar la situación económica para ahorrar en la cuesta de enero

Debemos analizar los ingresos a corto y medio plazo y establecer un cálculo durante el resto del año. Por lo menos, de manera semestral o trimestral para que el reto sea mayor.

Última oportunidad para quitarnos las deudas de un plumazo

Ya comentamos que es importante empezar el año sin deudas. Si no se logró, hay que pensar y calcular cómo pagarlas. Hagamos un plan profundo y estricto.

De hábitos y sacrificios va el juego

¿Se han seguido todos estos consejos y hay más orden en la cuesta de enero? Entonces es hora de mejorar los hábitos financieros, establecer metas alcanzables y hacer algún sacrificio.

Ahorrar en la cuesta de enero es factible si logramos tener un orden financiero. Prevenir, organizarse, planear e invertir pueden ser las claves para lograr un mes de enero sin excesivos lastres.