Las propiedades del yogur griego. ¿Es saludable?

Las propiedades del yogur griego. ¿Es saludable?

Las propiedades del yogurt griego no pasan desapercibidas y están detrás de la popularidad de este alimento. Es un gran añadido para una dieta equilibrada y saludable. Además, es un excepcional aliado del deportista. Descubre por qué en esta entrada.

¿Qué es el yogur griego?

El griego es aquel yogur que ha sido filtrado para eliminarle el suero de la leche. Tras colgar suspendido para eliminar esta parte, el resultado final que encontrarás es un yogur grueso, cremoso y de un sabor más intenso.

La principal diferencia con la versión convencional es que el griego ha perdido gran cantidad del azúcar que la lactosa del suero posee. Dicho componente se pierde tras las horas que pasa el yogur en suspensión.

De este modo, al probar este tipo de yogur descubrirás una versión con más proteínas, grasas y calorías. Sin embargo, cuenta con menos carbohidratos y una cantidad ligeramente inferior de calcio.

Propiedades del yogur griego

En el caso de que practiques deporte o busques ganar músculo, este es un producto que puedes incluir en tu régimen con tranquilidad. Su contenido en proteínas es la razón más sobresaliente para incorporarlo a tu dieta. Estas proteínas son de alta calidad y al organismo no le cuesta mucho metabolizarlas. Disponiendo de ellas, tus músculos se repararán más fácilmente y su crecimiento se verá reforzado.

A su vez, contiene una buena dosis de probióticos naturales que se encargan de cuidar la flora bacteriana del tracto digestivo. Así, realizar la digestión no será una tarea pesada para el organismo y, además, son capaces de reforzar el sistema inmunológico. Ambos aspectos son más que necesarios para que un deportista se mantenga a pleno rendimiento durante la temporada de entrenos.

Precisamente hablando de entrenamiento, este producto, presente en todo supermercado al comprar frescos, favorecerá tu recuperación tras la rutina de ejercicios diaria. El yogur griego aporta nutrientes que se pierden durante el ejercicio, sacia y sus proteínas posibilitan recuperar antes el músculo.

Además, es un producto que puede ser combinado con otros alimentos. Añadiendo algunas frutas, como el plátano o los arándanos, estarás reforzando los nutrientes presentes en el propio yogur. En consecuencia, tu régimen se verá potenciado y pasará a ser más saludable.

Por último, se trata de un alimento, accesible en cualquier supermercado de compras, rico en vitamina B12. Esta es indispensable para el buen funcionamiento del cerebro y de la que adolecen muchas de las personas que siguen una dieta estrictamente vegetariana. Asimismo, presenta una buena cantidad de yodo y potasio, ambos minerales son necesarios para que el organismo realice sus funciones correctamente. Por ejemplo, el yodo permite el óptimo funcionamiento de la glándula tiroides.

Un alimento sin par

Las propiedades del yogurt griego lo convierten en un alimento saludable y que encaja a la perfección en la dieta de un deportista. Gracias a sus cualidades podrás recuperarte más rápido de una sesión de entrenamiento y aportarás a tu organismo nutrientes de gran calidad. De este modo, preservarás tu salud y calidad de vida mientras disfrutas de su delicioso sabor.