Las claves de una rutina de belleza: limpieza, hidratación y protección

claves de una rutina de belleza

Si eres de las que disfruta cuidándose, esta rutina de belleza te ayudará a mantener la piel del rostro perfecta. Se limita a tres pasos, tan básicos como importantes, ¡y llevarlos a cabo diariamente será tu secreto para lucir una tez impecable! Haz la prueba, solo te robará unos minutos de tu tiempo.

Paso #1: La limpieza

Es la base de los siguientes pasos que habrás de dar cuando pongas en práctica esta rutina. La limpieza es absolutamente fundamental, llévala a cabo nada más levantarte. Y también antes de irte a la cama, para hacerlo libre de cualquier resto de maquillaje. Gracias a ella, la piel se libera de impurezas y puede respirar libremente.

Tu mejor aliado en este cometido será el agua micelar todo en uno de Garnier. Este producto se ha convertido en número uno en ventas. Su envase XXL de 400 mililitros te garantiza varios meses de uso y a un precio más que interesante. No tienes más que tomar un disco de algodón y empaparlo en este líquido que parece mágico. Te ayuda a desmaquillar rostro, labios y ojos de una sola pasada y sin necesidad de aclarado. ¡Permite eliminar incluso el maquillaje waterproof!

Este artículo está recomendado para todo tipo de piel. También para la más sensible: no dudes en utilizarlo si es tu caso. Otra variante igualmente recomendable es el agua micelar en aceite, de la misma marca. Limpia al mismo tiempo que nutre la piel gracias al aceite de argán que contiene. La encontrarás en idéntico tamaño que la clásica.

rutina de bellaza limpieza

Paso #2: La hidratación

Una vez que tu piel esté completamente limpia, es el momento de abordar el segundo paso: su hidratación. Así conseguirás que tenga ese aporte extra de nutrición con el que prevenir su envejecimiento prematuro.

Para lograrlo necesitarás una crema que cumpla con tus expectativas, como Garnier Bio Lavanda. Se trata de un producto totalmente natural, dotado de aceite esencial de lavanda, aceite de argán ecológico y vitamina E. Como consecuencia de su uso, las arrugas se alisan de manera visible y la piel se vuelve mucho más suave. Así lo demuestran las pruebas llevadas a cabo.

Otro artículo que te conquistará en este aspecto es Revitalif de L’Oreal, una crema hidratante de día considerada, asimismo, como un óptimo antiarrugas. Además de hidratar y tonificar, aporta un extra de firmeza. No son estas sus únicas ventajas. La buena relación calidad precio es otro de sus puntos a favor, al igual que su acción profunda. En cuatro semanas tus arrugas se corregirán, haciendo que la piel luzca más joven.

rutina de belleza hidratación

Paso #3: La protección

Es el último paso dentro de esta rutina de belleza que te aportará no pocos beneficios. En este caso habrás de recurrir a protectores solares, imprescindibles para no sufrir daños en tu piel que pueden llegar a ser irreparables.

Si no sabes por cuál decantarte, prueba Delial facial rostro antimanchas IP50+. Es el número uno de los protectores solares de esta marca, debido su eficacia. Previene la aparición de las temidas manchas oscuras y los signos de envejecimiento por la exposición al sol. Presenta una textura ultrafluida de absorción instantánea. No sentirás la piel grasa ni con brillos. Empléalo a diario, incluso cuando el cielo amanezca nublado.

Puedes combinar su uso con el del spray Sensitive Advance IP50+, también de Delial. Esta nueva fórmula se caracteriza por su resistencia al agua y al sudor. Además es antiarena y antisal, sin olvidar que las pieles que padecen alergias solares lo toleran.

rutina de belleza protección

La importancia de la constancia

Tan importante como utilizar los productos adecuados es ser constante en tu rutina de belleza. De nada sirve invertir en los mejores artículos si los acabas usando solo unos días o de forma intermitente. Es preciso que seas disciplinada para ver sus efectos.

Adquiere el hábito de llevar a la práctica los tres pasos que acabas de descubrir a diario. Una vez que hayan transcurrido al menos tres semanas, te habrás acostumbrado a ellos y ya no los olvidarás. Ser persistente tendrá, además, su recompensa: podrás ver el resultado en tu piel, lo que te motivará a continuar con esta rutina con total garantía.

rutina de belleza constante

No te acuestes sin limpiar tu piel

¿Tienes decidido ya cuándo establecerás esta rutina en tres pasos? Independientemente de si la llevas a cabo por la mañana o al anochecer, limpia siempre tu rostro antes de acostarte. Retira todo el maquillaje y deja la piel lista para respirar libremente mientras duermes.

Ese es el mejor modo de descansar y regenerarse. Y para ello puedes emplear los productos que conoces, como el agua micelar de Garnier. Actúa eficazmente, haciendo desaparecer el más mínimo rastro. Por la mañana notarás cómo tu tez amanece más suave y lista para recibir los cuidados que precisa.

rutina de noche

Mímate y te verás más guapa

No dejes que el exceso de trabajo, el estrés y los problemas diarios te resten tiempo para mimarte. Tú eres tu prioridad, y debes cuidarte. No renuncies a hacerlo.

Y es que, por muchas ocupaciones que tengas, los sencillos pasos que acabas de conocer no te quitarán apenas tiempo. Los beneficios que obtendrás a cambio merecerán la pena. Además, puedes completarlos con otros gestos de belleza de carácter semanal, como una mascarilla relajante. No dudes en disfrutar del placer de mimarte. Te verás más guapa.

Ya lo sabes, prueba esta rutina de belleza ideada con productos que podrás encontrar en Masymas y comienza desde hoy mismo a cuidar tu rostro. ¡Tu piel se verá mejor que nunca!