La Responsabilidad Social Corporativa y los productos agrícolas

La Responsabilidad Social Corporativa y los productos agrícolas

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es uno de los conceptos del momento en el mundo empresarial. Aunque los expertos en marketing lo utilizan como herramienta publicitaria, para nosotros representa un verdadero compromiso. Por eso vamos a explicarte qué entendemos por RSC.

Qué es la responsabilidad social corporativa

La RSC representa la aportación de una organización a la mejora de su entorno social y medioambiental. Las compañías que desarrollamos estrategias de RSC invertimos recursos más allá de lo exigido por la ley, para garantizar tu bienestar, el de los tuyos y el de quien esté por llegar.

Implicaciones de la RSC

Es muy difícil medir el impacto de las acciones de RSC. Sin embargo, estamos comprometidos con la mejora del mundo en el que vivimos.

Los objetivos de una estrategia de RSC como la nuestra son:

– Lograr la máxima igualdad de género en la plantilla y los puestos de responsabilidad. En este sentido, desde 2014 venimos recibiendo marcas y distintivos de igualdad.

– Ofrecerte productos agrícolas de primera calidad, con el mínimo tratamiento fitosanitario, lo que incluye la modernización agraria y el empleo de medios y procesos naturales y sostenibles.

– Garantizar a nuestros trabajadores unas condiciones laborales dignas, incluyendo programas específicos de cuidado al embarazo y lucha contra la violencia de género.

– Mantener políticas de prevención actualizadas y eficaces.

– Formar a nuestra plantilla para incrementar sus posibilidades y brindarte el mejor servicio.

– Ayudar a la difusión de estilos de vida saludables y colaborar con colectivos necesitados de ayuda.

Beneficios de la RSC para los entornos con productos agrícolas

Los entornos agrícolas han sido siempre de los más beneficiados por las estrategias de responsabilidad social. En concreto, muchas regiones españolas donde se trabajan los productos agrícolas han sido beneficiarias de numerosas inversiones en modernización y formación.

Al ser una empresa familiar, estamos en contacto directo con los productores, lo que nos permite comprobar que tratan al campo y los alimentos que consumes con el mayor mimo posible.

Invertimos en su formación y en técnicas y herramientas de modernización, para que la explotación de la tierra sea sostenible y los alimentos reciban cuidados lo más naturales posible.

Acciones de RSC y medio ambiente

Además de llevar a cabo acciones de cuidado social, como son las jornadas de formación, la concienciación y las facilidades laborales, nuestro compromiso social alcanza la sostenibilidad y el cuidado ambiental.

Apostamos por controles biológicos de plagas y fertilizantes orgánicos con preferencia por los fitosanitarios. Porque la producción eficiente no tiene por qué estar reñida con lo natural. De modo que apostamos por el kilómetro cero y lo orgánico para llevar a tu mesa las opciones más saludables.

Comprometidos con las necesidades de la sociedad

En definitiva, una empresa familiar como la nuestra ha tenido siempre la ventaja de estar cerca de sus clientes, sus trabajadores y sus productores. Por eso, te hemos escuchado y hemos elaborado una exigente estrategia de responsabilidad social corporativa para minimizar nuestro impacto negativo en el entorno y mejorar tu vida y la de todos nuestros colaboradores.