El pasado 9 de febrero se celebraba el Día Mundial de la pizza. No es de extrañar que tenga tanta relevancia, ¿no? Al fin y al cabo, pocos alimentos son tan universales y unen más a las personas que una pizza.

Estamos seguros de que en lo que llevamos de 2023 alguna pizza ha caído. O varias incluso. Lo que quizá no sabes es su origen.

pizza

Origen de la pizza hasta nuestros días

Elaborada a base de pan, queso y salsa de tomate, la pizza es uno de los alimentos más versátiles del mundo. Pero hay que entender que lo que hoy conocemos como pizza es la evolución de cientos de años.

Su origen es incierto, pues se sabe que hace más de 8000 años a.C ya se amasaban masas de cereales molidos y se cocían al sol o al fuego. ¿Es probable que se le echara por encima algún otro ingrediente para decorar o darle sabor?

Obviamente, esa masa no se podría considerar una pizza hoy en día ni tampoco la primera de ellas, pero sí es la base, el principio. Como decíamos, ha ido evolucionando hasta llegar a lo que es hoy y para ello, en algún momento de la historia, a algún antepasado nuestro se le ocurrió echarle condimentos encima del pan.

En la Grecia antigua y en la Roma imperial, se elaboraban panes planos, cubiertos por quesos, hierbas y otro tipo de alimentos que potenciaran su sabor. Son, sin duda alguna, otros antecesores de lo que hoy conocemos como pizza.

En este viaje por nuestra historia, ya tenemos dos de los principales ingredientes de la pizza: sabemos que hace milenios, nuestros ancestros conocían la capacidad para elaborar pan y que, siglos después, los griegos y romanos cubrían panes planos con quesos y otros condimentos. Bien, nos faltaría la salsa de tomate. Y es que, hasta finales del siglo XVII, el tomate no se asienta como un alimento más en la sociedad.

Ahora que tenemos los tres ingredientes básicos de la pizza y con conocidos por la sociedad, ya podemos decir que nace la pizza tal y como la conocemos hoy: base de pan, generalmente redonda, cubierta de tomate y queso fundido.

Por tanto, en inicios del sigo XVIII es cuando en Italia, más concretamente en Nápoles, nace la pizza. La Puerta Blanca es la primera pizzería del mundo.

Desde ese momento y hasta nuestros días, comer una pizza ha sido la excusa perfecta para celebrar reuniones sociales de todo tipo. Un nexo entre personas que aún día sigue siempre inquebrantable.

A pesar de sus raíces italianas, la pizza ha experimentado una gran cantidad de cambios y evolución a lo largo de los años, y es probable que siga evolucionando en el futuro.

pizza

Variedades de la pizza

Si tuviéramos que decir todas y cada una de las variedades de pizza que existen en el mundo, no podríamos parar de escribir nunca. Y es que la verdad es así de simple, hay una pizza por cada persona.

Es un alimento muy diverso, en el que se pueden combinar diferentes tipos de panes, quesos, salsas de tomate y casi cualquier tipo de ingrediente más. Carne, pescados, hierbas… Todo vale cuando se está crenado.

Bien es cierto, que ya hay muchas clásicas: la antes mencionada margarita, la de cuatro quesos, la napolitana, una calzone, la cuatro estaciones, la marinera… Todas ellas con recetas plenamente establecidas y que todo el mundo conoce.

Muchas de ellas las puedes comprar en nuestros establecimientos masymas y en nuestra tienda online. Así, en 10 minutos, tienes una rica cena sin necesidad de pensar ni esforzarte mucho.

pizza

“En el año 2017, la pizza es declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la HUNESCO. El motivo no fue otro que su importancia palpable en nuestra sociedad generación tras generación y su relevancia dentro de las relaciones sociales.
Raffaele Esposito estaría encantado, pues está considerado como uno de los padres de lo que hoy conocemos como pizza, pues en 1889 hizo en Nápoles la primera pizza margarita, en honor a la reina Margarita de Saboya, consorte de Humberto I de Italia.”

Pero si quieres preparar una pizza con tus propias manos y ponerte en la piel de un pizzero italiano del mismo Nápoles tienes que saber que parece fácil, pero requiere de esfuerzo y tiempo. Obviamente, el resultado lo compensará, pues no hay nada mejor que comer algo hecho por uno mismo, pero deberás tener muy claro qué tipo de pizza quieres para ir a tu masymas de confianza y comprarlos todos.

Que el secreto está en la masa, además de un buen slogan, es una verdad palpable. Si eres capaz de crear con tus manos una masa esponjosa, rica en sabor y saludable, tendrás mucho ganado.

¿La pizza con piña?

Los movimientos en redes sociales suelen ser bastante fugaces. Como modas que van y vienen y que, cuando ya las estás entendiendo, se van y aparecen otras diferentes. Respecto a la pizza, hay un gran debate digital que, se podría decir es bastante recurrente.

Seguramente existe desde la primera pizza hawaiana, pero las redes sociales lo expanden todo. Y ahora siempre está ahí. La cuestión es si se le debe echar piña a la pizza.

Por suerte, para gustos los colores y al igual que la cebolla en la tortilla de patata, la piña en la pizza es siempre un debate peculiar.

Descubre más artículos como este:

mejores frutas para zumo
Gastronomía

Las mejores frutas para hacer zumo

Consumir frutas, ya sea normal en forma de zumo, ayuda al bienestar del cuerpo, ya que aporta muchos nutrientes necesarios para el día a día.
helado
Gastronomía

La dulce historia de los helados: de sus orígenes a nuestros días

Los helados son los alimentos por excelencia del verano y en el artículo de hoy te contamos su origen y como se elaboran.
platos frescos y refrescantes
Gastronomía

Platos refrescantes en España

Dentro de nada comienza el buen tiempo, y el calor. Por eso en este artículo os traemos una serie de platos refrescantes para sobrellevar el…
pan horno masymas
Gastronomía

Pan y salud

El pan es uno de los alimentos más beneficiosos para la salud y es importante incluirla en una dieta diaria para obtener sus nutrientes.