Día Internacional de la Alergia. Identifica sus principales síntomas.

Hay estudios que indican que en torno al 3,5 % de la población española sufre alguna alergia alimentaria. Y la cifra crece a casi el 10 % cuando hablamos de niños, por lo que no son pocos los pacientes afectados. Con motivo del Día Internacional de la Alergia, desde Masymas queremos mostrarte cómo identificar sus principales síntomas.

Qué es una alergia alimentaria

Antes de comenzar con los principales tipos de alergia, es interesante que sepas qué es esta afección. Cualquier alergia, no solo las alimentarias, tiene mucho que ver con el sistema inmune. Cuando una sustancia nociva para el cuerpo, una bacteria o un virus, entra en el organismo, las defensas deben activarse. Esa es la respuesta natural que nos salva de morir por cualquier pequeño parásito.

Ahora bien, hay casos en los que el sistema inmune se descontrola un poco. El motivo es una respuesta exagerada a una sustancia no peligrosa. Es entonces cuando hablamos de alergia.

El desencadenante, un alimento en este caso, no es peligroso para el cuerpo. Sin embargo, el sistema inmune no piensa lo mismo. Por ello activa todos los mecanismos que tiene a mano para luchar contra la supuesta invasión. Y es esto lo que, paradójicamente, puede provocar consecuencias graves en el organismo.

Alergia al huevo

Esta es una de las más frecuentes en la actualidad. Se debe a la presencia en el organismo de glóbulos que por un motivo u otro luchan contra la proteína del huevo. Es complicado encontrar un motivo único para esta alergia. No obstante, hay muchos estudios que señalan que se debe a un patrón genético hereditario. De esta forma, si hay antecedentes en tu familia, deberías tener precaución.

Los síntomas de la alergia al huevo pueden ser muy variados. Desde un simple picor en la lengua a una diarrea severa que necesitará tratamiento. Así, a veces es complicado advertir que es el huevo el que te ha provocado esos problemas.

diferencia entre alergia e intolerancia

Alergia al marisco

También se extiende al pescado, pero lo normal es que se produzca más por el marisco. El problema, normalmente, se encuentra en algunas proteínas presentes en las partes duras de estos animales.

La alergia puede desencadenarse incluso por entrar en contacto con aire donde se haya cocido marisco. Se trata de una de las alergias más extendidas entre los adultos, y es de difícil curación. De hecho, hay pacientes que la llegan a padecer toda la vida.

Los síntomas de este tipo de alergia también pueden aparecer de diversas formas. Eso sí, parece que los procesos de dificultad respiratoria y malestar gástrico son los más comunes. Por ello, si notas algún problema de esta clase recurrentemente después de comer pescado o marisco, consulta con tu médico.

intolerancia

Alergia a la leche

Hay que distinguir muy bien entre alergia a la leche e intolerancia a la lactosa. El segundo caso es menos problemático. Eso sí, quienes padecen intolerancia sentirán un malestar acusado que también debe ser tratado. La alergia a la leche se extiende a todos los productos lácteos. Así, los yogures, quesos y demás deberán formar parte de una lista de alimentos prohibidos.

Este tipo de alergia tiende a manifestarse en los primeros años de vida. Esto no quita que se desarrolle en plena etapa adulta, solo que es menos probable. Una solución factible es cambiar las leches animales por otras vegetales, como la de soja. Los síntomas se concentran especialmente en el aparato gástrico, con fuertes dolores o gases. También es posible desarrollar urticarias e incluso llegar a sufrir asma.

alergia alimentaria

Alergia a verduras y frutas

Suele pasar más desapercibida que las anteriores, pero tiene un impacto bastante alto. Es más, muchos de los pacientes con alergias acaban por descubrir que las culpables son las frutas y las verduras.

Pero no todas. Hay alimentos, como los melocotones, las cerezas o las fresas, que tienen un mayor índice de impacto. Ahora bien, puede ser cualquier otra variedad; no hay ninguna que esté libre de causar problemas. Todo depende del organismo, de la herencia genética y de lo que se consuma habitualmente.

Si quieres aprender a diferenciarla de otras, tienes algunas pistas para hacerlo. Por ejemplo, suele ser una alergia que aparece acompañada de hinchazón en los labios y en la lengua. Tampoco es raro que afecten al sistema digestivo y al respiratorio. Eso sí, estos últimos son síntomas que también aparecen con otras alergias, por lo que no debes despistarte.

intolerancia alimentaria

Alergia a frutos secos

Las consultas de los alergólogos están llenas de pacientes con alergia a los frutos secos. Es de las más comunes en adultos, en parte porque se desaconseja su consumo diario en la dieta de los niños.

La mayor parte de las alergias que se producen por frutos secos parten del consumo de cacahuetes, altramuces y similares. Se trata de una alergia que puede llegar a manifestarse de forma muy intensa, por lo que hay que tener precaución.

En cuanto a los síntomas, las dificultades respiratorias son muy comunes. Pero también lo son los procesos inflamatorios y las erupciones cutáneas, por lo que debes vigilar todo esto.

día internacional de la alergia

Como puedes ver, las alergias alimentarias pueden aparecer en cualquier momento y sin que te lo esperes. La única forma de evitar sus problemas es eliminando de la dieta los productos que la causan. Eso sí, queda mucho por comer y disfrutar, así que no te angusties por tu alergia.