Las etiquetas de los alimentos son una fuente importante de información para los consumidores, ya que nos permiten conocer ingredientes, toda la información nutricional y otros detalles importantes sobre lo que estamos comprando.

Aunque nadie duda de la importancia de las etiquetas de los alimentos y cómo pueden ayudar a las personas, mucha gente aún no sabe cómo leer e interpretar la información que aparece en ellas.

etiquetas alimentos

Es de suma importancia crear el hábito de leer las etiquetas porque la información nutricional que aparece en ellas nos incluye la cantidad de calorías, grasas, carbohidratos, proteínas y otros nutrientes que contiene cada producto. De este modo, podemos utilizar esta información para elegir si un alimento es o no adecuado para nuestras necesidades actuales y hacer una comparación más exacta entre productos similares.

Otra información importante que se encuentra en las etiquetas de los alimentos son los ingredientes utilizados en la elaboración del producto. Esto es muy delicado e importante para las personas que tienen cualquier tipo de alergia o intolerancias alimenticias. Sabiendo leer e interpretar las etiquetas, podemos evitar esos ingredientes que nos harán tener problemas si los ingerimos.

Además, las etiquetas también suelen ofrecer información sobre la fecha de caducidad, el modo de almacenamiento recomendado o las instrucciones de preparación del producto en sí. Estos detalles e indicaciones son importantes para asegurarse de que los productos se mantengan frescos y en buen estado para su consumo.

Por todo esto y mucho más, decimos que es importante fomentar la educación sobre la comprensión de las etiquetas de los alimentos y su importancia para ayudar a las personas a tomar decisiones más saludables.

Ventajas de saber leer bien una etiqueta

Sin duda, comprender el tamaño de las porciones puede ser una de las ventajas a la hora de interpretar correctamente una etiqueta informativa.

Ciertos alimentos nos dan en su reservo el tamaño de las porciones recomendadas por persona. Un ejemplo claro es la pasta. Si vas a alguno de nuestros establecimientos masymas supermercados y coges un paquete de espagueti verás que te indica de manera muy concreta la cantidad de pasta que puede representar una porción para una persona, además de unas pequeñas indicaciones para su preparación, como la cantidad de agua que se necesitan para cocerlos y la temperatura idónea para cocinarlos.

Y es que hay ciertos alimentos que, aunque puedan parecer saludables, si consumimos más de la cantidad de porciones recomendadas puede afectar significativamente su valor nutricional. Comprender las porciones recomendadas puede ayudar a controlar la ingesta de calorías y nutrientes y contribuir a una dieta equilibrada y sana.

Identificar los ingredientes principales

Todos los productos que compramos deben traer sus ingredientes, así lo marca la normativa encuadrada en el Real Decreto 1334/1999: Norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios.

Como decíamos, esto puede ser útil para aquellas personas que padecen algún tipo de alergia alimentaria o están bajo régimen o dieta concreta.

etiquetas de alimentos

“¿Sabías que la lista de ingredientes se encuentra en orden de cantidad? Esto significa que los ingredientes que se están al principio son los que se utilizan en mayor proporción en el producto final. Ahora ya sabes que, al leer la lista de ingredientes de cualquier producto, puedes identificar sus principales componentes según la posición en la que aparezcan en la lista.”

Todos sabemos que a ciertos productos procesados les añaden aditivos y conservantes para mejorar su sabor, textura y durabilidad. Hay que tener en cuenta que estos elementos pueden ser perjudiciales para la salud en grandes cantidades o también en personas con sensibilidades o alergias alimentarias. Lo bueno es que, leyendo las etiquetas de los alimentos, se puede identificar estos aditivos y conservantes y tomar decisiones informadas y con base sobre su consumo.

Fechas de caducidad y consumo preferente

Las etiquetas de los alimentos también incluyen información sobre las fechas de caducidad y consumo preferente del producto que compramos.

La fecha de caducidad indica la fecha límite en la que el producto debe consumirse para evitar problemas futuros de salud. Y, por otro lado, tenemos la fecha de consumo preferente, la cual indica el período en el que el producto es de mejor calidad, pero que, tras pasar ese momento concreto, se puede consumir sin problema. Conocer estas fechas puede ayudar a cualquier persona a asegurarse de que está comprando productos frescos y consumiéndolos antes de que caduquen o pierdan su calidad.

Esto está estrechamente relacionado con el desperdicio de la comida, pues aún hoy en día, se tira a la basura miles de kilos diarios de productos caducados. Y el motivo no es otro que la falta de organización y la no lectura de la fecha de consumo.

Para acabar, hay que señalar que el envase de un producto también puede proporcionar información útil para los consumidores, como, por ejemplo, indicar si un es apto para microondas o para el horno, es decir, nos ayuda a cocinarlo.

La última tendencia entre las empresas de alimentación es añadir información sobre la procedencia del producto, si es ecológico o si ha sido producido de manera sostenible. Esto ayuda a relacionar a las compañías con los movimientos socioculturales actuales.

Descubre más artículos como este:

organizar despensas pequeñas
Estilo de vida

Organizar despensas para cocinas pequeñas

Organizar despensas en cocinas pequeñas puede ser todo un reto. A continuación, os damos una serie de consejos para ayudaros en esta tarea.
cocina ecologica (3)
Estilo de vida

Cómo tener una cocina ecológica

Hoy es día es más importante que nunca cuidar del medio ambiente, por eso en el artículo hoy os mostramos como hacer vuestra cocina un…
habitos saludables 2024
Estilo de vida

Este 2024 deja atrás los malos hábitos

Es importante comenzar el año con buen pie. Por eso te contamos como puedas lograr esos propósitos de año nuevo y empieces el 2024 de…