fbpx

El etiquetado de alimentos te ayuda a cuidar tu salud. ¿Te lo habías planteado alguna vez? Gracias a las etiquetas de los envases, tienes al alcance de tu mano toda la información necesaria sobre los valores nutricionales de cada producto, desde sus ingredientes a la cantidad de grasas o proteínas que contienen. De hecho, estas han evolucionado con el paso del tiempo, siendo cada vez más completas dado el creciente interés por estar más informados sobre lo que comemos. ¿Quieres conocer las principales causas que lo han provocado?

El papel de la etiqueta y el envase en la comercialización actual

Colocar la información nutricional en las etiquetas no es solo una obligación legal, sino que aporta valor a los consumidores. Es una forma de introducir un elemento diferencial, el cual se cimienta en la transparencia y confianza. Cuando compras un producto, no te cuesta saber si va a encajar o no en tu dieta, ya que en ellos encuentras una relación de su composición y de los porcentajes de cada nutriente.

Ante una sociedad cada vez más concienciada con una alimentación saludable, es importante proporcionar la información adecuada. Así, podrás tomar decisiones informadas y con total libertad. Al final, el objetivo es establecer una relación entre fabricante y cliente, donde el bienestar mutuo es la base. Por esta razón, los datos se muestran de forma atractiva, para llamar tu atención.

limitaciones etiquetado de alimentos

Al disponer de esta información, el vínculo entre la marca y el comprador aumenta, ya que establecen una comunicación basada en la transparencia. No solo se cimienta la fidelidad basada en la confianza, sino que la calidad del producto no se pone en duda. Al fin y al cabo, sabes todo lo necesario sobre su composición y los nutrientes que te va a aportar.

El resultado es evidente: adquieres un producto de calidad y dispones de información indispensable para tu salud. No obstante, no dejes de aumentar tus conocimientos sobre nutrición, ya que te ayudará a comprender aún mejor las etiquetas y saber aprovechar en profundidad los diferentes productos. Nunca fue tan sencillo tomar una decisión informada.

Limitaciones del sistema de etiquetado

Pese a la información que recibes en la etiqueta, el sistema alberga ciertas limitaciones. Con frecuencia encontrarás adjetivos como naturallight o tradicional que no tienen mayor relación con el producto. Por ejemplo, podrías encontrarte con un alimento light con más calorías que la versión normal. Esto supone un problema, el cual puedes solventar prestando atención a los datos presentados.

Además, en algunos casos te intentan vender un producto tradicional y artesano cuando realmente no lo es. Un buen ejemplo lo representa el pan. Las variedades elaboradas con masa madre, horneadas en el día, las puedes encontrar con frecuencia en tu supermercado. Sin embargo, la realidad en ocasiones es muy distinta y el pan puede no contener los ingredientes que dice tener, al igual que sucede con algunos productos naturales.

Para evitar caer en estas trampas, no dejes de leer a fondo la etiqueta nutricional, ya que en ella podrás ver los porcentajes exactos de cada ingrediente. De esta manera, siguiendo con el ejemplo anterior, evitarás panes de masa madre que solo cuentan con una parte ínfima en su composición o en los que se ha utilizado levadura convencional.

etiquetas de alimentos

La etiqueta, un servicio social

Más allá de conseguir unos envases seductores, las etiquetas cumplen con un servicio social. Este es el de informarte de los valores nutricionales del producto. Dicha labor se realiza de forma eficiente y sencilla, ya que no tienes que consultarla en una web o un libro. Solo tienes que girar el envase y encontrarás los datos desglosados con sus porcentajes pertinentes.

De forma rápida, accedes a una información que te permite tomar una decisión en el acto. Si bien debes tener claro que dieta estás siguiendo, no te costará determinar si ese producto que vas a comprar alberga demasiadas calorías. Así, como consumidor, estarás favoreciéndote de un acceso de información valiosa para conseguir una nutrición más saludable, tanto a corto como a largo plazo.

Además, las etiquetas informan sobre los alérgenos que pueda contener el producto. Si eres una persona con celiaquía o alergias graves necesitas conocer con precisión si el alimento es adecuado para ti, ya que una mala elección puede llevarte a una hospitalización, e incluso, la muerte. Por eso, la responsabilidad de los productos con estas personas es primordial, por lo que los fabricantes no pueden bajar la guardia.

importancia etiquetado de alimentos

Junto a estos, las personas que han elegido llevar dietas vegetarianas o veganas también necesitan información clara. Por ejemplo, los veganos no comen alimentos de origen o con componentes animales. Si este es tu caso, los productores deben informarte de si usan o no estos ingredientes. Por suerte, muchas empresas han optado por crear gamas enteras destinadas a este modelo de alimentación.

Todos los consumidores, cada uno con nuestras características peculiares, nos beneficiamos de la información nutricional y de composición presente en cada etiqueta. Sin ella, tu salud podría verse amenaza sin darte cuenta. Solo por esta razón, ya merece la pena aportar los datos de la forma más honesta y precisa posible.

Como ves, en determinados casos no solo se trata de mantener una alimentación saludable o una dieta, sino que es cuestión de salud. Esta es una parte del servicio social de la industria alimentaria que suele pasar desapercibida, pero que también es importante. Tener en cuenta a todos los consumidores permite crear mejores productos, los cuales mantienen su calidad y contribuyen a llevar diferentes estilos de vida.

información alimentaria

Afortunadamente, la información de las etiquetas sigue evolucionando. Una de las últimas iniciativas es el semáforo nutricional, el cual nos informa con sencillez sobre diferentes factores. Por ejemplo, si el alimento cuenta con demasiada azúcar, podrás ver el color rojo en la cifra que contiene. Así, te costará aún menos tomar una decisión adecuada y de gran importancia para tu bienestar.

En definitiva, el etiquetado de alimentos te ayuda a mantener un estilo de vida saludable. Leer las etiquetas no te costará más que unos pocos segundos y encontrarás información muy interesante. Con el simple gesto de girar el envase, accederás a todos los datos que necesitas y los podrás comparar con diferentes productos para ver cuál es el más indicado para ti.