fbpx

Reciclar aceite usado es un gesto que contribuye a cuidar del planeta. Olvídate de tirarlo por el desagüe. De esa forma no haces más que contribuir a la contaminación que amenaza en la actualidad a la naturaleza. Descubre con nosotros por qué debes apostar por su reciclaje y qué beneficios conlleva.

La importancia de reciclar el aceite

Has acabado de preparar la cena y no sabes qué hacer con el aceite que queda en la sartén. Puede que tu primer impulso sea verterlo por el váter o por el fregadero de la cocina. Te parece, probablemente, el modo más rápido y sencillo de deshacerte de él. Pero, ¡detente! Eso sería un grave error.

Un litro de aceite de cocinar, de motor o industrial puede llegar a contaminar un millar de litros de agua. Y no olvides el consiguiente perjuicio que eso supone para el medio ambiente. Es uno de los residuos que más cuesta de eliminar en las depuradoras. Corres incluso el riesgo de que acabe en cualquier río o en el mar. Se quedará suspendido en la superficie, impidiendo el paso del oxígeno.

Finalmente, acabará perjudicando a las especies de animales y plantas que habitan en sus aguas. Por ello es imprescindible que lo recicles para contribuir a preservar el medio ambiente.

importancia reciclar aceite

Sorpréndete con los beneficios de reciclar aceite

Verter el aceite usado en una botella de plástico y depositarlo en los puntos para su reciclaje conlleva varios beneficios. Estos que puedes leer a continuación son los más destacados.

  • Ayudas a cuidar del medio ambiente minimizando un residuo especialmente contaminante.
  • Evitas emisiones de CO2, concretamente, por cada tonelada reciclada ahorras la emisión de tres toneladas de dióxido de carbono.
  • La depuración de las aguas residuales no precisará de tanto esfuerzo y el consiguiente incremento del coste económico.
  • Los sistemas de saneamiento no sufrirán tantas obstrucciones y las viviendas no padecerán de malos olores.
  • Se reducen las probabilidades de que proliferen aquellos microorganismos que pueden llegar a ser perjudiciales para la salud.
  • Supone un ahorro en materias primas y en energía.

beneficios reciclar aceite

Cómo le echas un cable al planeta con el reciclaje del aceite

Se estima que en España se consumen cuatro litros de aceite doméstico al año por persona. De ellos, dos tercios acaban convirtiéndose en residuos urbanos. Estas cifras dan una idea del problema que puede llegar a suponer no recurrir a su reciclaje en este país.

¡Contribuye a evitar que aumente la contaminación del agua reciclando! Esta es la opción idónea para poder reutilizarlo, por ejemplo, como combustible para hacer funcionar calderas y calentadores. De este modo no será necesario producir más aceite, con el gasto energético y económico en que se traduciría.

También pueden dársele otros usos no menos prácticos. Estos abarcan desde la elaboración de jabones artesanales a la fabricación de velas, pasando por su utilización en la creación de cremas. Da lugar, asimismo, a obtener lubricantes, detergentes, pinturas, biocombustible para motores diesel, etcétera.

reciclaje aceite

¿Conoces el impacto ambiental del mal uso del aceite?

Dotar de una segunda vida al aceite que ya no necesitas es un proceso sencillo. Aun así, existen casos de personas que, por falta de la debida concienciación medioambiental, no lo reciclan. Sus consecuencias son fatales.

Cuando llega a ríos y mares, pone en peligro la continuidad de los ecosistemas. Ese es el resultado de crear una película que no se mezcla con el agua: evita el necesario intercambio de oxígeno y el paso de la luz. Por eso los ejemplares de animales y plantas que habiten la zona comenzarán a morir si no se pone remedio.

Además, su alto contenido en metales pesados supone otra importante amenaza para el agua y los suelos. Puede llegar a perdurar en estos hasta quince años. En el caso del aceite industrial, basta con dos litros para contaminar una superficie equivalente a dos campos de fútbol. Es muy preocupante, ¿verdad?

Cómo reciclar el aceite usado

Conociendo ya los peligros de tratar de deshacerte de cualquier modo del aceite que no necesitas, seguro que deseas reciclarlo. Es la mejor decisión. Pero, ¿Tienes dudas de cómo hacerlo? No te preocupes. Lo cierto es que resulta muy fácil.

Vierte el aceite que ha quedado en la freidora o en latas de alimentos en una botella de plástico. No recurras a recipientes de cristal, ya que podrían romperse. Espera, eso sí, a que se enfríe para evitar posibles accidentes. Recuerda cerrar bien la botella cuando esté llena.

El siguiente paso es recurrir al servicio que ayuntamientos y mancomunidades crean para la recogida de este tipo de residuos. Pueden ser instalaciones de reciclaje o contenedores habilitados en puntos concretos de la ciudad. Una llamada al consistorio de tu localidad te permitirá localizarlos. ¡Seguro que tienes uno muy cerca de tu casa!

importancia reciclar aceite

Recurre a los contenedores de masymas supermercados

Además de a los servicios puestos en marcha por administraciones públicas, también puedes recurrir a los que algunas entidades habilitan. Ese es el caso de masymas supermercados: en nuestros establecimientos disponemos de contenedores que funcionan como puntos de recogida de aceite usado. Los reconocerás por su color naranja.

Todos ellos han sido ideados por Pumariega Gestión S. L. y funcionan 24 horas al día, los 365 días del año. Suponen una solución muy cómoda de la que puedes beneficiarte utilizando, además, un tapón para el reciclaje del aceite. Se trata de un elemento creado por la misma empresa, que facilita el vertido de dicha sustancia a cualquier botella. Dispondrás de uno de forma totalmente gratuita con solo solicitarlo.

De esta forma, masymas supermercados y Pumariega Gestión S. L. unimos esfuerzos para contribuir al cuidado del planeta. Alíate con nosotros para que el aceite pueda disfrutar de una segunda vida al tiempo que proteges a la naturaleza. ¿Aceptas el reto?

Tu gesto es crucial para reciclar aceite usado y hacer del mundo un lugar mejor. Librarlo de la amenaza de la contaminación también está en tu mano. ¡Ayúdanos a velar por la buena salud del medio ambiente!