Opciones saludables para desayuno

Opciones saludables para desayuno

¿Quieres empezar el día con energía? Tener una buena alimentación resulta clave para el bienestar del organismo y comenzar el día con un buen desayuno es la mejor manera para conseguirlo. Aunque muchas veces menospreciamos la importancia de la primera comida del día, los expertos en nutrición recalcan la necesidad de hacer desayunos saludables para sentirnos bien a lo largo de toda la jornada.

Si quieres comprobar sus beneficios, te explicamos algunas opciones saludables para desayuno.

Los ingredientes de un desayuno sano

Si quieres prepararte un desayuno saludable, debes tener en cuenta que ciertos ingredientes no pueden faltar en su preparación.

La avena mejora la digestión, contiene fibra soluble y proporciona una gran cantidad de energía.

El pan integral te proporciona los carbohidratos necesarios para que tengas energía y, además, es rico en fibra.

La fruta no puede faltar en ningún desayuno:

– El pomelo ayuda a mantener la glucosa estable, hidratarte y aporta vitaminas para mantener tu sistema inmune en buenas condiciones.

– El plátano es rico en potasio, por lo que también ayuda a mantener la tensión arterial regulada.

– Las moras son ricas en antioxidantes, por lo que aumentan nuestras habilidades motoras e intelectuales.

El café, además de ayudar a despertarnos, ayuda a controlar el riesgo de diabetes.

¿Prefieres el ? Inclúyelo en tu desayuno y tendrás un plus de hidratación, además de antioxidantes que te ayudarán a acelerar el metabolismo.

El queso en el desayuno

El elevado valor nutritivo del queso no puede faltar en un desayuno saludable. Además de su aportación de proteínas, no hay que olvidar que también aporta calcio y vitamina D, dos elementos indispensables para prevenir la osteoporosis.

El queso de Vidiago es un queso tierno de leche de vaca, que se reconoce por su forma de ladrillo plano y la corteza de color amarillo. No tiene ojos, y es una pasta blanda muy mantecosa que se funde en el paladar. Por eso, es perfecto para desayunos y meriendas, ya que puede untarse en tostadas y combinarlo con otros sabores.

Opciones de desayunos saludables

Un batido de frutas que incluya leche y avena es una excelente opción para incluir todos los nutrientes con una preparación rápida y un resultado especialmente sabroso. Únicamente tienes que mezclar en la batidora leche desnatada, media taza de avena, melocotón, manzana y plátano. Añádele un poco de miel para endulzar y lo tendrás listo.

Los pequeños bocadillos son otro buen desayuno, siempre que sepas elegir sus ingredientes. Opta por dos rebanadas de pan integral y combina queso con otra proteína como el jamón y un poco de tomate, y tendrás un plato equilibrado y nutritivo.

Otra opción: coloca trozos de aguacate cortado a tiras sobre una rebanada de pan integral y pon encima unos huevos revueltos preparados previamente en la sartén. Cúbrelos con el resto de aguacate y la otra rebanada de pan.

Si tienes más tiempo para hacer el desayuno, también puedes optar por una tortilla con champiñones o tus verduras favoritas. Tan solo tienes que cortarlas muy pequeñitas y dejar pocharlas en el fuego para añadir luego el huevo. Una variante de este desayuno para los días especiales es que presentes el revuelto de huevo como relleno de una tortilla integral, para darle forma de burrito.