Encantada de conocerte y de cuidarte, piel

Encantada de conocerte y de cuidarte, piel

El 24 de agosto asistimos a un taller muy práctico e interesante sobre el cuidado de la piel del rostro y las mascarillas faciales, que contó con el patrocinio de la marca Aquarius Cosmetics, una empresa líder desde 1995 en la distribución de artículos de perfumería y cosmética en España.

Rosa Mansilla, esteticista especializada en tratamientos faciales y electrología, inició la actividad dándonos unas nociones básicas sobre la composición de la piel, los diferentes tipos y la importancia de cuidarla para retrasar lo máximo posible el envejecimiento.  Durante su intervención, Rosa incidió en la conveniencia de desmaquillarse a diario, mañana y noche, como medida imprescindible para cuidar adecuadamente la piel facial.  Y ahora te preguntarás ¿Y cuál es el producto adecuado? Son muchos los productos de belleza a la venta para tal fin. ¿Agua y jabón, toallitas desmaquillantes, agua micelar…? Su recomendación es usar siempre, y por este orden:

1º Leche limpiadora tantas veces sean necesarias hasta que el disco desmaquillador esté limpio y no presente restos de suciedad.

2º Tónico aplicado con disco de algodón empapado y finalizando con pequeños tecleos hasta su absorción. Equilibra el Ph de la piel.

3º Cremas tratantes específicas para contorno de ojos, serum, despigmentantes.

4º Crema hidratante para el día y nutritiva para la noche. Su aplicación debe comenzar por el cuello, llegando a la frente, y siempre de abajo hacia arriba, en el sentido de los músculos.

5º Protector solar para el día.

El mejor protector solar es el biológico

Una de las dudas de las asistentes puso sobre la mesa un tema de máxima actualidad cómo es el tipo de protector solar a utilizar y el factor. Los mejores protectores ante los rayos UV son los protectores físicos, que son aquellos que dejan una capa densa y blanquecina sobre la piel. Esa capa de crema actúa como barrera ante las radiaciones, hace que estas reboten y no penetren a través de nuestra piel. Los protectores químicos son otra opción pero, al penetrar en la piel, pueden causar reacciones alérgicas. Sin embargo, los protectores del futuro son los biológicos que son, ni más ni menos, que los protectores naturales que usaban nuestros ancestros. Entre otros: aceite de oliva, de sésamo, coco, caléndula, manteca de karité, buriti o aloe vera. La calidad de estos productos se mide mediante una certificación que asegura el uso de componentes naturales en su fabricación.

 Mucho cuidado con el reflejo de la arena

Siempre se comentó que los protectores debían aplicarse una media hora antes de la exposición al sol. Las últimas investigaciones han demostrado que no es necesario y que con aplicarse el protector justo antes de tomar el sol es suficiente. Eso sí, hay que dárselo múltiples veces durante la jornada de sol. La duración recomendada de un envase estándar de 200 ml. desde su apertura sería de 4 ó 5 jornadas, no más.  Deberíamos aplicarnos la protección cada 2 horas y, si nos bañamos con frecuencia, antes. Así que, para evitar importantes problemas de salud, Rosa nos recomendó no escatimar ni en la calidad ni en la cantidad del protector solar y desechar, de año en año, los envases no terminados ya que, por regla general, caducan a los 12 meses. ¡Y tener mucho cuidado con la inofensiva arena ya que refleja la radiación solar más que el agua!.

Una piel bella y luminosa en 15 minutos

Durante la última parte del taller, y ya entrados en materia, nuestra esteticista pasó a valorar el tipo de piel de seis asistentes que, amablemente, se ofrecieron como voluntarias para que Rosa pudiera aplicar las mascarillas faciales One Week Treatment, de IDC Institute. Este tratamiento -que cada una se puede aplicar fácilmente en casa y adquirir en Supermercados masymas por un precio muy, muy asequible- se compone de 6 mascarillas, una para cada día de la semana, aptas para todo tipo de piel, que aportan lo necesario para lucir un rostro radiante, rejuvenecido y luminoso en un tiempo récord.

La mascarilla de ginseng+colágeno es ideal para comenzar el tratamiento de lunes con un chute de energía. Tiene una doble acción: por una parte, el extracto de raíz de ginseng tonificará y energizará tu piel y, por otra, el colágeno te ayudará a mantener la tersura y firmeza del rostro.

El martes es un buen día para aplicarse una buena dosis de hidratación y firmeza. Gracias al extracto de algas marinas, tu piel se mantendrá perfectamente hidratada toda la semana. El ácido hialurónico aportará firmeza y atenuará las arrugas de expresión más superficiales.

El miércoles nos toca purificar. El hamamelis, por sus propiedades astringentes y la lavanda con su poder purificante, ayudarán a limpiar los poros en profundidad y a eliminar las impurezas.

El jueves tenemos que equilibrar. Esta mascarilla contiene extracto del árbol del té verde y péptido. Sus propiedades tonificantes, astringentes y humectantes, dejarán tu piel más fresca y relajada.

Un suplemento nutritivo y antioxidante es perfecto para el viernes. La granada, uno de los antioxidantes más potentes, junto con la manteca de karité, regenerante y nutritiva, harán que tu rostro luzca perfecto para el fin de semana.

¿Y el sábado? Anti-estrés. Con extracto de aloe vera y péptidos, y propiedades suavizantes y relajantes, esta mascarilla proporciona una agradable sensación de bienestar además de ayudar de manera natural a la regeneración de la piel.

Es muy importante que, antes de aplicar las mascarillas, no olvidéis limpiar y tonificar la piel. Y que sepáis que todas las mascarillas vienen diseñadas con la forma de la cara y se deben dejar actuar durante 15 minutos. Después de quitarlas, tenemos que retirar los restos sobrantes del producto con un tissue o masajear hasta su total absorción.

¡Et voilà! Tu piel estará perfecta, fresca, radiante y lista para lucir todo su esplendor con o sin maquillaje, como pudieron comprobar en persona nuestras voluntarias y el público asistente. ¡Una auténtica revelación estas mascarillas!