Dos recetas con carne picada fresca para salvar el día

Dos recetas con carne picada fresca para salvar el día

La carne picada fresca es una de las técnicas más utilizadas para preparar este alimento y sus beneficios dependerán en gran medida de la carne utilizada, la cual no tiene límites y no importa que sea blanca o roja.

Beneficios de la carne picada

La carne picada es aquella que ha sido triturada y a la que no se le ha aplicado ninguna técnica de cocción. Debes saber que sus características y beneficios dependerán en gran medida de la carne que utilices, pero no se perderán en el proceso.

Por tanto, disfrutarás de toda la proteína que ofrece la carne, la cual es esencial para la formación de las células y los músculos; no te faltará hierro, el mineral que da el color rojo a la sangre y sin el cual las células no recibirían oxígeno; y contiene vitaminas del grupo B, en especial la B12 que es indispensable para la transmisión de los impulsos eléctricos y que debe ser repuesta, ya que se evacúa al orinar.

Receta de carne picada: hamburguesa casera

Seguro que has probado muchas en tu vida, pero ¿has probado a cocinarla con tus propias manos? Sigue esta receta.

Ingredientes

– 250 gramos de carne picada.

– Media cebolla picada.

– Una cucharada de mostaza de Dijon.

– Una cucharada de kétchup.

– Un huevo.

– Una cucharada de pan rallado.

– Sal.

Elaboración

1º. Mezcla en un bol la carne picada, el huevo ya batido y la cebolla picada. Mezcla y sazona al gusto. Luego añade el kétchup y la mostaza y remueve una vez más hasta lograr una masa cohesionada. Guarda la mezcla tapada con papel film en la nevera.

2º. Media hora después los sabores se habrán integrado. Haz bolas de carne del tamaño que quieras y aplástalas para que adquieran la típica forma de disco. Con esto ya tendrás las hamburguesas listas parar freír siempre que quieras.

Receta de carne: macarrones boloñesa

En esta receta de carne picada esta no es más que un añadido que le da gran sabor a la pasta.

Ingredientes

– 500 gramos de carne picada mixta.

– 500 gramos de macarrones.

– 500 gramos de salsa de tomate.

– Una cebolla.

– Dos dientes de ajo.

– Aceite de oliva.

– Sal.

– 100 mililitros de vino blanco.

– 100 gramos de queso rallado.

– Una hoja de laurel.

Elaboración

1º. Pica y sofríe la cebolla con una hoja de laurel y en un chorro de aceite. Pasados unos minutos incorpora el ajo picado. Una vez el ajo y la cebolla se doren llega el momento de incluir la carne picada. Remuévela de tanto en tanto para que no se pegue. Añade un chorrito de vino y luego el tomate. Deja que se cocine 10 minutos.

2º. En una cazuela hierve los macarrones, lo cual no llevará más de 10 minutos. Una vez estén al dente, escúrrelos bien. Disponlos en un plato, encima de ellos la boloñesa y raya un poco de queso para completar un plato de 10.

Un gran acompañante

La carne picada fresca es una de las grandes técnicas para preparar este alimento y, a su vez, su versatilidad es su gran fuerte. Múltiples platos hacen uso, ya sea como ingrediente principal o no, de esta delicia que tantas carnes admite.