¿Cómo preparar una fabada para llevártela en el tupper?

¿Cómo preparar una fabada para llevártela en el tupper?

La fabada asturiana es la delicia que no puede faltar en tu dieta. Esta comida tan famosa de Asturias ha recorrido países por su increíble sabor y propiedades nutricionales. Forma parte de nuestra gastronomía autóctona y es muy fácil de preparar.

Mediante unos sencillos pasos, verás cómo de la olla al tupper puedes llevártela a todas partes y no perderte su sabor aun estando en el trabajo.

Prepara la fabada para tupper y llévatela donde quieras

Qué tiene este plato asturiano que cuando lo probamos ya no queremos dejarlo. Por eso, y para que no lo eches en falta allá donde vayas, te facilitamos unos pasos fáciles para que puedas prepararlo y comértelo en el descaso de tus estudios o del trabajo.

Por persona, cuenta con 100 gramos de fabes. Si quieres tres raciones generosas, multiplica por tres, y déjalas remojar la noche anterior. Ten listos una cebolla, un diente de ajo y perejil. Para completar con el toque más característico, el compango, necesitas tocino, chorizo y panceta al gusto.

Al día siguiente, una vez remojadas las fabes, en una cazuela amplia, se ponen estas acompañadas por el compango que compraste, añadiendo un chorro de aceite de oliva. La cebolla se corta en dos y, junto al ajo y el perejil atado, se inserta con el resto de ingredientes en la olla. Se cubre todo con agua fría, cuidando que no exceda en cantidad, dejando el fuego alto.

Debes ir desespumando cuidadosamente, con la ayuda de una cuchara. Una vez que hierva, lo pones a fuego lento. Presta atención de que el agua no baje, añadiendo más siempre que se requiera.

A media cocción, aproximadamente después de hora y media, se mezclan dos cucharadas de pimentón dulce. A las tres horas, se termina todo de cocer. Es cuando podrás retirar la cebolla, el perejil y el ajo.

Corta a tu gusto el chorizo, el tocino y la panceta, llevándote un tupper de esta deliciosa comida allá donde vayas.

El compango asturiano, un ingrediente esencial

El compango es todo acompañamiento a base de carne que lleva un plato, como las fabes. Este variado ingrediente es un rasgo de la comida del norte del país, especialmente de Asturias, Galicia y Cantabria, que se ha vuelto común en otros platos de nuestra gastronomía como el cocido y las lentejas.

Chorizo, morcilla, panceta, costilla, lacón y tocino, entre otros, forman parte de este conjunto delicioso. Su sabor da el toque especial en los platos y ya son imprescindibles para nuestro paladar.

Propiedades de este plato

Sus propiedades nutricionales son muy recomendadas para cualquier dieta. Las fabes, dados sus ingredientes, son ricas en potasio, hierro, magnesio, sodio y vitamina B12. Dan energía a los jóvenes y deportistas, además de favorecer la circulación gracias al potasio.

Llevarte un rico plato de fabada es posible, dedicándole poco tiempo. De la olla al tupper, puedes irte a entrenar, al trabajo o dedicarte horas estudiando, sabiendo que una deliciosa comida te espera. La ventaja de ser tan nutritiva hará que tengas la energía suficiente para soportar una jornada completa.