fbpx

Si te gustaría saber cómo ser más productivo en tu día a día, esta entrada es para ti. En ella descubrirás una serie de hábitos y trucos que te ayudarán a gestionar adecuadamente todo tu tiempo. ¡Son claves para que logres los mejores resultados en tus quehaceres diarios! Y es que, en la sociedad actual, son muchos los compromisos que hay que cumplir.

Ha llegado el momento de que hagas tuyas las estrategias más idóneas para ser eficiente y cumplir con tus objetivos. ¡Sigue leyendo!

10 TIPS QUE TE PERMITIRÁN SER MÁS PRODUCTIVO

Estos, que hemos reunido a continuación, son 10 tips que te ayudarán a sacar un mayor partido a tu día. Toma buena nota de cada uno de ellos y no dudes en llevarlos a la práctica. Comprobarás de inmediato su efectividad.

1. Levántate temprano

Madrugar es una de las claves para aprovechar al máximo el día que tienes por delante. Levántate temprano para ducharte, desayunar, hacer la cama y evitar ir con el tiempo justo al trabajo. ¡No te estreses desde por la mañana!

Cuanto antes comiences la jornada, más cosas podrás hacer aprovechando que aún estás fresco y con la mente despejada. Saca el máximo partido a las primeras horas del día: te ayudará a rentabilizar el tiempo.

2. Organiza el día la víspera

Antes de acostarte toma tu móvil o, si lo prefieres, papel y bolígrafo. Apunta todo aquello que necesites llevar a cabo al día siguiente: desde tareas laborales hasta las compras que no pueden esperar, sin olvidar llamadas de teléfono, ir a la tintorería, etcétera.

Conforme avance la jornada y vayas completando cada punto de la lista, ve tachándolo. Es un modo de asegurarte de que no se te olvida ninguna de tus obligaciones. Además, el comprobar cómo no queda ninguna cuestión pendiente al final del día te resultará de lo más satisfactorio.

3. Aprovecha el domingo para pensar 7 looks

¿Te levantas por las mañanas y dedicas varios minutos a pensar qué vas a ponerte? Planifica tus outfits la tarde del domingo, cuando estés libre de obligaciones. Toma siete perchas y colócales una etiqueta con el nombre de cada día de la semana. Lunes, martes, miércoles…

A continuación, piensa qué te pondrás cada uno de esos días en función de los compromisos que te aguardan. Un vestido de cóctel, un traje de pantalón y chaqueta, un vaquero con una blusa, y así sucesivamente.

cómo-ser-más-productivo-looks.jpg

4. Saca partido a los trayectos en transporte público

Si vas al trabajo en transporte público, dedica el trayecto a tareas que puedas solucionar desde el teléfono móvil. Responde correos electrónicos, consulta tus redes sociales, infórmate sobre las noticias de actualidad o lee un libro.

¿Has calculado alguna vez el tiempo que dedicas diariamente a estos desplazamientos? ¿Treinta minutos? ¿Una hora? ¿O tal vez dos? No dejes que se conviertan en tiempos muertos. Saca provecho a cada minuto.

5. Evita las distracciones

A la hora de trabajar, intenta concentrarte y evitar cualquier distracción. Puedes poner el teléfono móvil en modo avión, cerrar la puerta de tu despacho y pedir que nadie te moleste durante las próximas horas. Olvídate igualmente de consultar tus redes sociales.

Céntrate al 100 % en la tarea que necesitas llevar a cabo para asegurarte de que la haces lo mejor posible y en el menor plazo de tiempo. Cuando acabes ya volverás a mirar tus mensajes de WhatsApp, consultar las notificaciones de Facebook y responder las llamadas perdidas.

6. Ahorra tiempo en la cocina planificando los menús de toda la semana

Deja de perder tiempo en la cocina o a la hora de hacer la compra recurriendo a una buena planificación. Esta puede ser semanal o quincenal. Es interesante hacer un cuadro de las comidas y cenas que prepararás a diario.

No dudes en recurrir al menú semanal que desdemasymas supermercados lanzamos a través de nuestras redes todas las semanas. Está basado en el folleto de ofertas que vamos actualizando, por lo que te permitirá ahorrar.

7. Aliméntate para ganar productividad en el día a día

Si crees en esa frase que asegura que somos lo que comemos, presta atención a qué llevas al plato. Una dieta libre de azúcar, harinas refinadas, comida basura y calorías vacías te ofrecerá la energía que el cuerpo necesita. Es el modo de asegurarte de mejorar la productividad en el día a día.

Introduce en tu nutrición productos frescos como carne, pescado, frutas y verdura. Ten en tu despensa quinoa, pomelo y dátiles, entre otros alimentos. Es el modo de decir adiós a la fatiga y el desánimo.

cómo-ser-más-productivo-comer.jpg

8. Haz un alto para comer

Ni comas mientras estás delante de tu ordenador trabajando ni te saltes ninguna comida para disponer de más tiempo. Tómate una hora, o lo que sea preciso, para comer de forma adecuada, sin estrés ni agobios.

Si tienes ocasión, sal de la oficina o busca un espacio en el que puedas aislarte y relajarte. Cuando reanudes tus funciones laborales, lo harás con fuerza renovada.

9. Establece una rutina idónea durante 21 días

Tener una rutina idónea de trabajo, belleza o deporte es el mejor modo de asegurarte que cumplirás con ella. Trata de mantenerla durante 21 días, repitiéndola invariablemente. Es el tiempo que lleva convertir una acción en un hábito, tal y como asegura la teoría ideada en 1960 por el psicólogo Maxwell Maltz.

Crea, por tanto, rutinas y hábitos que potencien tu productividad. ¿Por cuáles vas a empezar?

cómo-ser-más-productivo-rutina-1200x801.jpg

10. Descansa

Dedica tiempo a descansar después de completar tus tareas. No caigas en la trampa de trabajar más horas para aumentar tu productividad: necesitas dar por concluida la jornada laboral, distanciarte de las preocupaciones y centrar tu atención en otros temas. No te olvides de tu familia ni de tus amigos, y disfruta del ocio y del tiempo libre. Es el modo de buscar el equilibrio en tu bienestar personal.

Ahora que sabes cómo ser más productivo, solo tienes que introducir estos cambios en tu vida. Comienza por los que puedan resultarte más sencillos, y ve añadiendo otros nuevos de manera progresiva. Conforme avances incorporando estos tips a tus rutinas, notarás cómo te vuelves más eficiente. ¡Haz la prueba!