fbpx

«Si quieres una alimentación sana,come todos los días una manzana». Esta afirmación, que es una adaptación inglesa del dicho popular anglosajón «An apple a day keeps the doctor away», es solo uno de los ejemplos que demuestran que comer fruta es imprescindible para el equilibrio nutricional. Es fundamental en una dieta equilibrada y, en consecuencia, para la salud. ¿Quieres saber más sobre ella?

MITOS NEGATIVOS DE LA FRUTA QUE DEBES OLVIDAR

En las últimas décadas, la fobia a los azúcares y carbohidratos que han promovido dietas restrictivas, como la Atkins o la cetogénica, han hecho que aparezcan muchos falsos mitos de la fruta.Sin embargo, la ciencia ha demostrado que la mejor manera de conseguir un peso saludable y mantenerlo en el tiempo es precisamente con una alimentación equilibrada que, en lugar de ser una solución temporal, se convierta en un hábito de vida.

A nadie le amarga un dulce, y menos si se trata de un alimento natural. Te ayudamos a acabar con las cinco ideas falsas sobre la fruta más populares, contándote por qué no son ciertas.

Si tomas frutas en las comidas, tu organismo no recibe todos los nutrientes

Estamos seguros de que lo has oído más de una vez: «si quieres beneficiarte de todos los nutrientes de la fruta, es mejor que la tomes en ayunas». Aunque este mito también se aplica a otros alimentos, existe la creencia de que los frutos tomados con otros alimentos se convierten en una fuente de calorías vacía.

Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que el sistema digestivo humano es muy eficiente a la hora de asimilar los nutrientes. A medida que tu estómago digiere la comida, la va liberando al intestino muy poco a poco para que este pueda absorber cada vitamina y mineral. Además, si tienes en cuenta que el intestino delgado mide seis metros, te darás cuenta de que es evidente que tu cuerpo tiene tiempo de sobra para realizar sus funciones.

La fruta durante las comidas causa indigestión

Esta falsa creencia surge porque, como consecuencia del su alto contenido en fibra, la velocidad con la que las frutas pasan al estómago es algo más lenta. No obstante, en ningún caso van a ser la causa directa de una indigestión. Es más, este efecto puede ser un gran aliado cuando sabes que vas a pasar mucho tiempo sin comer o si quieres reducir la cantidad de calorías que consumes entre horas, ya que te ayuda a sentirte saciado por más tiempo.

El momento ideal para tomar fruta es seis horas después de levantarte

Este mito se basa en la creencia de que la tasa metabólica de tu organismo cae en torno a mediodía, y que los azúcares de una manzana o un plátano incrementarán tu nivel de glucosa en sangre, activando tu sistema digestivo. Esto no es cierto: tu metabolismo es capaz de procesar nutrientes a cualquier hora del día, independientemente de lo que comas.

Es malo tomar fruta antes de dormir

El fundamento de este mito es, curiosamente, opuesto al anterior. En este caso, la creencia se basa en que un aumento de glucosa en sangre antes de acostarte, hipotéticamente, no estaría dando tiempo a tu organismo a regular los niveles de azúcar en sangre. Algo que podría exponerte al aumento de peso.

Esto no es cierto, ya que cuando duermes tu organismo no se detiene por completo. Así pues, seguirás quemando calorías para, entre otras cosas, mantener tus funciones vitales. Además, no solo no existe evidencia científica, sino que está demostrado que introducir frutas y verduras en al menos dos comidas diarias está relacionado con un menor porcentaje de grasa corporal y una mejor salud en general.

Si eres diabético, no deberías tomar frutas

Como hemos comentado en la introducción, la fobia a los azúcares ha hecho que muchos crean que son peligrosas para los diabéticos. Aunque hay unas variedades que contienen un índice glucémico más alto que otras, para gestionar bien la enfermedad no solo debes evitar el azúcar.

El nivel de grasa en sangre y tu peso son también factores determinantes. Si te han diagnosticado esta enfermedad, habla con tu médico y sigue sus consejos sobre alimentación, ¡pero recuerda que no tienes por qué renunciar a las frutas de temporada!

DISFRUTA DE LA FRUTA

Ahora que ya sabes que tomarla es perfectamente sano, solo tienes que buscar ideas para disfrutar de la fruta a cualquier hora del día. ¡Toma nota de nuestras sugerencias!

Batidos y smoothies

Esta es, sin duda, una de las formas más de moda de introducir frutas en tu día a día. Puedes prepararlos mezclados con leche, con cualquier bebida vegetal o con agua. También están muy de moda los que mezclan piña, mango y verduras de hoja verde, como las espinacas o la rúcula.

Agua de frutas

Este método es ideal si tienes niños en casa. De esta manera te asegurarás de que se mantienen hidratados y, al mismo tiempo, toman este alimento tan sano. Si quieres evitar que tu organismo se congestione a lo largo del día, toma todas las mañanas un vaso de agua con zumo de limón y un poco de bicarbonato. Su poder alcalinizante te ayudará a controlar la acidez del organismo.

Polos de fruta

Una idea original y refrescante para el verano son los polos hechos con fruta. Puedes utilizar su zumo y un molde, o simplemente congelar las piezas enteras o cortadas. Será como tomarse un helado, pero estarás evitando los azúcares refinados.

¡A mordiscos!

Lo cierto es que esta es la manera más sana de tomarla, y en la que mejor aprovechas sus beneficios. Puedes tomar una o dos piezas de fruta en la merienda enteras. Además, cuando la tomas con piel te aseguras de que le estás dando a tu cuerpo todo el potencial nutricional de la pieza. No es necesario que te comas las naranjas sin pelar, claro está, pero procura hacerlo con las frutas que tienen una piel fina, como las manzanas.

No importa cómo las tomes: las frutas y verduras de temporada son fundamentales para una alimentación sana. Ahora que ya conoces todos los falsos mitos sobre ellas y las mejores formas de tomarlas, solo te queda encontrar tus favoritas. ¡Que aproveche!