¿Sabes cómo elegir tu champú?

Muchas personas escogen el primer champú que ven o el que está de oferta en el supermercado. Sin embargo, comprar el champú adecuado puede marcar la diferencia. Así es que si quieres lucir un pelo bonito y sano, cualquier champú no te vale. ‘Dime que champú tienes y te diré de qué pelo presumes’. Te ayudamos a elegir champú en este post.

Cómo elegir champú para pelo graso y otros tipos de cabello

Para cabello fino

El cabello fino se ensucia con mucha facilidad y suele ser muy frágil. Elige un champú muy suave sin sulfatos, para que lo limpie en profundidad sin estropearlo. Además, necesitarás un acondicionador para que no te quede tan seco. Eso sí, usa muy poquita cantidad de producto.

Para cabello grueso

El cabello grueso es un pelo fuerte y resistente, aunque a veces presenta un aspecto seco. Lo mejor es que elijas un champú para pelo rizado que lo hidrate. También es importante que utilices una mascarilla hidratante semanal y un aceite capilar para aplicar de medios a puntas y siempre sobre el pelo mojado.

Para cabello liso

El pelo liso se ensucia enseguida, es difícil de que se le marque una permanente, se enreda, te queda fatal con la lluvia y, si te haces una coleta, la goma queda más que marcada. En este caso, tu pelo necesita un champú que te aporte volumen y que lo cuide. Además, no te pases con la cantidad que usas para que no se te quede apelmazado. Y evita utilizar acondicionador.

Para cabello liso y graso

Si tu pelo es liso y graso, elige un champú para pelo graso. En el caso de que lo laves todos los días, alterna un champú para pelo graso (cuatro días) con un champú normal (tres días) para que tu pelo no se reseque.

Para cabello ondulado

Suele encresparse con facilidad y tienes que ondularlo o usar una plancha para alisarlo y que se te quede bien. En este caso necesitas un champú sin siliconas para que te dé peso y no se te ensucie rápidamente. Lo mejor en tu caso es un champú orgánico.

Para cabello rizado

El pelo rizado tiende a encresparse mucho y a verse áspero y seco. Además, el peine y la humedad son tus peores enemigos. Necesitas un champú anti-frizz que te hidrate y evite el anti encrespamiento. Es bueno que utilices una mascarilla hidratante o reparadora una vez a la semana.

Para cabello seco teñido o maltratado

En este caso necesitas un champú que cuide tu cabello. El champú para pelo seco suele incorporar ingredientes como el aguacate o el aceite de oliva que lo hidratan. Si tienes el pelo teñido asegúrate de que incorpore protección frente a los rayos UV/UVA.

Unos últimos consejos: a la hora de elegir champú apuesta por la calidad profesional o semi profesional, aunque tengas que invertir un poco de más dinero. Lava el cabello cuando esté sucio, puedes hacerlo incluso todos los días con el producto adecuado.