¡La comida no se tira! Trucos para reutilizar los restos

¡La comida no se tira! Trucos para reutilizar los restos

El reutilizar y reaprovechar también se ha puesto de moda en la alimentación como parte del concepto de sostenibilidad. Y es que con los tiempos que corren, la economía no está para muchos dispendios y el planeta, tampoco. En este post te enseñamos a no tirar nada… ¡Ni siquiera los posos del café!

9 trucos para reaprovechar los restos de comida

1. El pan duro

Con el pan duro puedes hacer pan rallado o una deliciosa sopa de ajo. También lo puedes cortar en taquitos, freírlo y añadirlo a una sopa o a una ensalada, como la César, por ejemplo. Y, si quieres un postre, torrijas.

2. El queso duro

Rállalo, tendrás un queso rallado más sabroso que el que se vende en paquetes. También lo puedes cortar en lascas o tacos y ponerlo en aceite de oliva. El resultado, delicioso.

3. Las cáscaras de los cítricos

Puedes utilizar las cáscaras de cítricos como ambientadores naturales o para aromatizar comidas dejándolas secar al sol durante varios días. También las puedes confitar. Si las vas a usar como ambientadores mételas en un bote de cristal abierto o en una malla de ajos.

4. Croquetas, lasañas y revueltos

¿Te ha quedado carne del cocido o de un asado? Puedes utilizarla para hacer unas deliciosas croquetas o unas lasañas. Y, si no tienes tiempo para estos platos, apuesta por un revuelto. No tienes más que freír unas patatas, añadirle la carne y un par de huevos batidos.

5. Los posos del café

¿Sabías que los posos de café son un excelente abono para las plantas? Especialmente recomendados para las rosas, frambuesas, hortensias, tomates y fresas.

6. Las claras de huevo

Si has utilizado las yemas para hacer un pastel, no tires las claras. Las puedes hervir y añadir a una ensalada. También las puedes batir con un par de huevos y hacer una tortilla.

7. La fruta madura

Si tu familia deja de lado la fruta madura, no la tires. Haz mermelada, compota, zumo o helados en verano. También la puedes cortar en trocitos y congelarla. Ideal para añadirla a un yogur.

8. Las legumbres también se aprovechan

Si les añades un poquito de aceite de oliva, un par de cucharadas de pasta tahini, comino, pimentón y un ajo crudo y lo bates tendrás un estupendo paté 100 % vegetal.

9. La piel de la cebolla

¿Quieres tintar una camiseta blanca? Cuece la piel de la cebolla. Un tinte natural con un color muy bonito.

Trucos con las cáscaras de huevo

– Si las mueles y le añades una clara de huevo puedes usarla como un exfoliante facial.

– Mételas en trozos en una bolsita de tela y añádela a la lavadora… te dejarán la ropa más blanca que nunca.

– Si tienes las uñas débiles, pon un poco de polvo de cáscaras en esmalte transparente. Ponte una capa de esmalte unas tres veces por semana.

– Molidas también te sirven como abono casero.

Ya sabes, si quieres ahorrar en alimentación y, además, contribuir con un mundo más justo y solidario, aprovecha tus restos de comida.