El afeitado perfecto

El afeitado perfecto

Afeitarse la cara es más importante de lo que crees, y la mayoría de veces, a causa de la prisa, no puedes hacerlo de forma correcta y tu piel acaba siendo la más perjudicada. Afeitarse es una de las cosas a las que más atención debes prestar de tu cuidado masculino.

El afeitado es, para los hombres, una costumbre que con el paso del tiempo se vuelve una acción rutinaria y al final acaba convirtiéndose en algo a lo que no se presta la suficiente atención que se merece.

Consejos de afeitado básicos

Ya sea con cuchilla o con navaja, aquí tienes algunos de los consejos que deberías aplicarte a la hora de afeitarte de forma perfecta para que tu piel no sufra lo más mínimo:

– Espera que tu piel se despierte por la mañana antes de empezar. Lo ideal es que te levantes y desayunes, leas la prensa o consultes tu correo para dar tiempo a tu piel a que despierte y deje de estar hinchada.

–  Antes de comenzar limpia bien tu piel con un poco de jabón y agua fría para que se active.

– No te afeites todos los días, deja que tu piel descanse. Si no puede ser durante la semana, al menos usa el fin de semana para darle su descanso.

– Usa los productos adecuados a tu tipo de piel.

– Si te afeitas con cuchilla todos los días, procura cambiar el cabezal cada semana para prevenir las irritaciones de la piel.

Tómate tu tiempo, no tengas prisa a la hora de afeitarte. Nada de movimientos largos, es mejor despacio y con mucho cuidado.

– Si eres de los que usan una brocha para darte la crema, hazte un masaje con movimientos circulares para que esta entre bien en los poros. Si usas gel o crema, aplícalas con los dedos también en movimientos circulares.

Hidrata muy bien tu piel. No uses el típico aftershave que lleva un alto contenido de alcohol, opta mejor por una loción que hidrate tu piel, que te calme y reduzca la irritación.

Afeitarse la cara: aprende a hacerlo correctamente

Afeitarse es algo que no debes tomar a la ligera, y en la forma en que lo hagas está el secreto para conseguir un resultado perfecto:

No aprietes nunca, es mejor dejar que la cuchilla se encargue sola. Tienes que deslizarla por la piel, recuerda que presionar no hará que consigas un mejor apurado pero sí que irrites la piel.

– No te afeites jamás a contrapelo, solo conseguirás que tu piel se irrite y no adelantarás nada. Haz pasadas cortas y suaves y, si quieres, estira un poco la piel con los dedos para un mayor apurado.

El bigote, para el final. Recuerda que ese vello es más duro y resistente, razón por la cual lo mejor que puedes hacer es dejarlo para el final y así le das tiempo a que se empape bien de crema.

– En cuanto termines, aclárate bien con agua fría, así conseguirás aliviar la piel y cerrar los poros. Después aplícate la loción hidratante.