¿Cuál es el tipo de depilación que más te conviene?

¿Cuál es el tipo de depilación que más te conviene?

Un error que cometemos con frecuencia al decidir qué técnica de depilación escoger entre todas las que nos ofrece el mercado es olvidar nuestro tipo de piel. En ocasiones, nos movemos por la comodidad, la falta de tiempo o el desconocimiento, y recurrimos a métodos depilatorios que ofrecen resultados muy poco duraderos o que incluso pueden resultar agresivos para nuestra piel.

¿Qué método de depilación se ajusta más a tus necesidades?

Antes de contestar esta pregunta, debes valorar los siguientes factores:

-Cuánto tiempo quieres dedicarle a la depilación y con qué frecuencia estás dispuesto a hacerla

-Presupuesto que quieres destinar a la eliminación de tu vello

-Época del año en la que te vas a depilar

-Problemas de salud o ciertos medicamentos que estés tomando

-Y por último, pero quizás lo más importante, cuál es tu tipo de piel

Ya aclaradas tus necesidades y características, veamos de entre los muchos métodos depilatorios entre los que puedes elegir, los que mejor se ajustan a ellas:

Cuchillas y cremas depilatorias

Son una opción muy socorrida si dispones de poco tiempo y probablemente, la más económica: en pocos minutos te librarás de esos antiestéticos pelitos, y no es necesario que planifiques con antelación el momento en que te vas a depilar ni que reserves cita en ningún salón de belleza, Tienen el inconveniente de que pueden irritar la piel y de ser una solución a muy corto plazo: los resultados duran sólo unos días, al cabo de los cuales tendrás que repetir el proceso de depilación.

Cera

Utilizando cera caliente obtenemos resultados duraderos, pero no está indicado para personas que sufran de varices, arañas vasculares, mala circulación u otras patologías que se puedan ver agravadas por la vasodilatación que produce el calor. Esto último se soluciona utilizando bandas de cera tibia o fría.

Otro inconveniente de la cera, es que un uso muy habitual puede producir flaccidez en determinadas zonas de nuestro cuerpo, sobre todo en la piel que rodea los párpados, encima del labio y en las axilas.

Máquinas depilatorias que arrancan el pelo de raíz

Ofrecen resultados duraderos y solo hace falta un desembolso inicial en el momento de la compra. Su inconveniente es que para según qué zonas del cuerpo, la depilación puede resultar dolorosa.

Depilación láser

A día de hoy, es de los pocos métodos de eliminación del vello a los que se puede atribuir el calificativo de definitivo. Como puntos desfavorables, señalar que es un método caro (eliminar permanente el vello de todo el cuerpo supera los mil euros) y que durante los meses que dure el tratamiento tendremos que proporcionar cuidados específicos a nuestra piel (evitar la exposición al sol, prestar especial atención a la hidratación y evitar otros métodos de eliminación del vello).

Para que este método sea eficaz, tu tipo de piel o fototipo es de vital importancia: el láser no está indicado si tienes la piel muy clara y el vello muy fino, rubio o canoso. En los centros especializados en esta técnica deben hacerte un estudio previo para evaluar si eres candidata a la depilación láser.