fbpx

Hoy, día 26 de enero, se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental. Es el momento idóneo para tomar, si aún no lo has hecho, decisiones con el propósito de cuidar el planeta. ¡Ponlas en práctica cuando vayas a hacer la compra a tu supermercado! Suma tus gestos a los de otras muchas personas y verás los beneficios en los que se traducen. De este modo, además, servirás de ejemplo a los más pequeños de la casa.

A continuación encontrarás una serie de ideas que te serán de gran utilidad. Y lo mejor de todo es que llevarlas a la práctica será tan sencillo como práctico. Solo tienes que hacer la prueba.

 

1. Opta por bolsas reutilizables en lugar de las de plástico

 

Aunque las bolsas de plástico siempre están a nuestra disposición, es preferible que te lleves de casa una o varias bolsas reutilizables. Usa las confeccionadas en algodón o cualquier otro material que asegure su durabilidad en el tiempo.

El medioambiente agradecerá que destierres este tipo de bolsas. Y en caso de que las tengas que utilizar, recuerda que en masymas supermercados apostamos desde hace tiempo por bolsas 100% biodegradables y compostables.

 

educacion ambiental, bolsas reutilizables

2. Compra productos frescos y de kilómetro cero

 

A la hora de llenar la cesta de la compra, es preferible que te decantes por productos frescos y autóctonos. Olvídate de congelados y procesados. Es una forma de optar por una alimentación saludable y contribuir a potenciar el trabajo de los productores locales.

Si te decantas por los artículos de kilómetro cero, también estarás evitando que la contaminación se incremente de forma innecesaria. Piensa que estos no precisan ser transportados a lo largo de centenares de kilómetros, con las consiguientes emisiones de dióxido de carbono.

 

3. Descarta los artículos con envoltorios de plástico

 

Cuantos menos envoltorios y envases de plástico lleven los productos que necesites, mejor. Fíjate en los estantes de un determinado tipo de artículo, y en lugar de elegir el más llamativo o el de la marca más popular, detente a meditar tu compra. Ten en cuenta los residuos que generarás con ella, y elige el que los reduzca al máximo.

No es necesario, por ejemplo, comprar plátanos envasados en bandejas de polietileno y un plástico transparente que los envuelva. Su cáscara es su mejor protección. Lo mismo puede decirse de otras frutas, refrescos, verduras, etcétera.

educacion ambiental, envoltorios plástico

4. Compra artículos a granel

 

Otra forma de evitar generar residuos, fundamentalmente plásticos, es recurrir a la compra a granel, como se hacía antaño. Tú decides las cantidades de aquellos alimentos que necesites. En el establecimiento al que acudas pueden darte un envoltorio acorde con el peso, generalmente fabricado en papel.

Hay comercios a los que también puedes acudir con un tarro de cristal, un envase reciclado o cualquier otro recipiente. Podrás utilizar el mismo siempre que vuelvas a repetir tu compra. Al cabo del año habrás evitado emplear numerosos envases de un solo uso.

5. Antes de ir a la compra, haz una lista con lo que de verdad necesitas

 

Una compra responsable comienza por evitar despilfarrar o caer en caprichos y otras adquisiciones realizadas por impulso. Es preferible que elabores una lista con todo aquello que te resulta imprescindible. Confecciónala antes de salir de casa y cíñete a ella.

Desde masymas supermercados hemos puesto a tu disposición una app que te ayudará a la hora de planificar las compras. Aprovecharás las ofertas, las promociones vigentes y otras ventajas. Entre ellas, destaca el poder compartir la lista que elabores con otros dispositivos. ¡Descárgate esta aplicación en tu teléfono móvil y comienza a utilizarla!

 

educacion ambiental, lista compra

6. Evita desplazarte al súper muchas veces en tu vehículo

 

Procura hacer la compra una vez a la semana si acudes con tu vehículo al supermercado. Así reducirás las emisiones de dióxido de carbono. Disminuye también los encargos a domicilio, limitándolos a uno por semana o evitándolos siempre que sea posible.

Otra opción es acudir a pie a los establecimientos que se hallen más cerca de tu hogar. Gastarás menos en gasolina, provocarás menos emisiones y harás algo de ejercicio.

7. Consume una menor cantidad de carne

 

Es una de las recomendaciones más importantes si lo que deseas es contribuir a la sostenibilidad del planeta. Aunque probablemente no lo sepas, para producir un kilo de carne son necesarios 15.000 litros de agua.

Los expertos recomiendan sustituir la carne por pescado, verduras y otros alimentos, primando siempre los más saludables. Así, con este cambio en tu dieta saldrás ganando en varios sentidos.

 

educacion ambiental, reducir carne

8. Opta por establecimientos respetuosos con el medioambiente

 

Tienes a tu alcance un amplio abanico de centros comerciales, grandes superficies y tiendas. ¿Por qué no elegir aquellos establecimientos que apuestan por la sostenibilidad? Alíate con los que, como tú, se preocupan por cuidar del medio ambiente y evitar contaminar.

En masymas supermercados nos preocupamos por reducir al máximo nuestra huella de carbono. Por eso el ahorro energético es una de nuestras premisas, como queda de manifiesto en la central de la que disponemos en Asturias. Allí hemos puesto en marcha nuestra primera instalación de autoconsumo energético. Con ella, podemos ahorrar anualmente más del 25 % del consumo eléctrico de la plataforma logística integral.

Estas son solo algunas de las acciones en favor del medio ambiente que puedes llevar a cabo al hacer tu compra con nosotros. Y esperamos que sean las primeras lecciones de educación ambiental que, sin darte cuenta, impartas a tus hijos. ¡No hay nada como dar ejemplo para que los pequeños adquieran nuevos hábitos responsables!